Economía

¿En qué va el proyecto que busca una amnistía a deudores morosos?

¿En qué va el proyecto que busca una amnistía a deudores morosos?

Avanza en el Congreso de la República el proyecto de ley estatutaria (361 de la Cámara y 053 del Senado) con el cual se busca una especie de borrón y cuenta nueva para aquellos deudores morosos reportados en las centrales de riesgo (TransUnion y Datacrédito).

La iniciativa, liderada por los senadores Luis Fernando Velasco, David Barguil y un grupo de 10 parlamentarios más, fue presentada ante el Legislativo en julio del año pasado y a la fecha ya fue aprobada en primer debate en la Comisión primera del Senado y en segundo debate en plenaria de esa misma corporación. 

El proyecto de ley, con el cual se busca hacerle ajustes a la Ley Estatutaria 1266 del 2008 o Ley de Habeas Data, está listo para su tercer debate en la Comisión primera de la Cámara de Representantes.



Pero antes, esta corporación legislativa debe realizar audiencias públicas para socializar el tema y, además, para escuchar a las partes interesadas, de tal manera que se cuente con información suficiente para tomar una decisión al respecto.

Por ser un proyecto de ley estatutaria,  el mismo tiene un trámite distinto en el Congreso, el cual incluye la obligación de realizar este tipo de audiencias informativas.

Desde la banca han criticado esta iniciativa por los efectos perversos que su aplicación tendría sobre el mercado del crédito, pues no solo lo encarecería sino que, además, sería más restrictivo para la población de más bajos ingresos.

"La consecuencia inmediata de esta iniciativa legislativa sería un análisis de riesgo inadecuado que podría derivar en una mala colocación de recursos y, por ende, en un deterioro de la calidad de la cartera", insisten desde la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria). 

Agregan que esto conllevaría a modificaciones en las políticas de otorgamiento de las
entidades financiadoras hacia niveles más restrictivos
, debido a la mayor exposición que tendrían al riesgo de impago, lo que produciría una eminente reducción de la
profundización financiera del país y, por lo tanto, una afectación en la dinamización de la economía. 

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS