Economía

Emprendimiento manizaleño confecciona prendas femeninas de tallas grandes para aumentar seguridad con el propio cuerpo

Emprendimiento manizaleño confecciona prendas femeninas de tallas grandes para aumentar seguridad con el propio cuerpo
Vicsy genera nueve empleos, de los cuales seis son mujeres cabeza de hogar.

MIGUEL ORLANDO ALGUERO

NEGOCIOS

Con $50 mil Víctor Sierra empezó su emprendimiento en el sector textil hace dos años en Manizales, con la finalidad de hacer felices a muchas mujeres y generar ingresos. Esta inversión se multiplicó y ahora su principal mercado es en Antioquia.

“Siempre he estado familiarizado con este sector. Mi mamá tiene un taller de confección para ropa de tallas regulares en Campohermoso. Entonces, vi que en el mercado hay una carencia de empresas que diseñen para tallas grandes. Me propuse a montar mi empresa, enfocada en una moda sin medidas, y contribuir al amor propio y al empoderamiento femenino desde la ropa interior”, destaca este manizaleño de 30 años de edad.

Así nació Vicsy Lencería Femenina, emprendimiento que fabrica ropa interior y prendas para dormir. “Es curioso cómo empecé porque uno siempre escucha que para iniciar hay que endeudarse, conseguir plata o buscar financiadores. Con esos $50 mil imprimí unos diseños y conseguí una persona que modelara las prendas”, comenta Sierra.

Valor

El enfoque de Vicsy es trabajar sobre las medidas de las clientas que piden sus productos. “Este valor agregado fue innovador, además en Manizales hay pocas empresas cuyo segmento de mercado sean las personas de tallas grandes”.

Daniela Arias es clienta y modelo de Vicsy. Afirma que este tipo de emprendimiento ayuda a que muchas mujeres empiecen a tener confianza y seguridad con su propio cuerpo. “La gente piensa que como somos gorditas no tenemos derecho a utilizar este tipo de prendas con encajes o bodys, pero esta empresa busca romper ese estereotipo de que las únicas que se vean bonitas con lencería sean las personas flacas. Todas nos vemos lindas”.

Canales

Vicsy tiene acompañamiento del Fondo Emprender del Sena, con asesorías personalizadas sobre cómo expandirse y qué tipo de canales de ventas se pueden usar. “Fui reconocido por la Cámara de Comercio de Manizales como caso exitoso de emprendimiento y el Sena vio mi potencial y me ayudó”.

Sierra indica que la promoción, comercialización y venta de sus productos son por redes sociales, y que su principal canal es Instagram. “Nuestro mayor mercado está en la Región Caribe, Bogotá y Medellín. Cuando empecé la empresa soñé llegar a Medellín porque es la capital de la moda y lo logré. El 70% de las ventas se van para esa ciudad”.

El empresario agrega que su crecimiento en redes sociales ha sido de forma orgánica, es decir, que no ha invertido en publicidad para expandirse en estas plataformas.

A la medida

Sierra dice que en Vicsy las mujeres tienen su propio espacio porque sus principales modelos son las mismas clientas. “La empresa es una plataforma para expresar el amor propio al cuerpo. La moda nos enseñó que las modelos son inalcanzables, en muchas revistas de catálogo no se ven mujeres con estrías, es editado. En Vicsy busco lo contrario, que las mujeres se vean naturales”.

Narra que su primer pedido fue a Cartagena, una clienta lo contactó porque le gustó que fabricara las piezas a la medida de la persona. “Me pidió 20 prendas de talla grande, eso me motivó. Si ella me dijo que desde hace tiempo estaba buscando un negocio de este tipo, entonces, así como ella hay muchas mujeres consiguiendo ropa a su talla”.

Empleo

Vicsy genera nueve empleos, de los cuales seis son mujeres cabeza de hogar, quienes trabajan en sus talleres desde su casa en la fabricación de lencería femenina.

Foto Cortesía

Por la pandemia las ventas de Vicsy crecieron en un 40%. Víctor Sierra comenta que aumentaron los pedidos de ropa para estar en casa, pijamas y prendas íntimas.