Economía

El país necesita tomar medidas ya para generar empleo: Corficolombiana

El país necesita tomar medidas ya para generar empleo: Corficolombiana

"El país necesita tomar medidas ya para generar empleo y no se puede dar el lujo de esperar a que haya una misión (de expertos) para adelantar una reforma laboral". Es el llamado que hizo María Lorena Gutiérrez, presidente de la Corporación Financiera, Corficolombiana, durante la instalación esta mañana del foro '#TodosPorElEmpleo, en la búsqueda de medidas no convencionales', organizado por la entidad

Según la directiva, se necesita con urgencia trabajar en la flexibilización del mercado laboral, en cambios tributarios que permitan la reactivación pronta del empleo, pues si bien en junio la tasa de desempleo registró un leve alivio, es claro que el hecho de que se hayan perdido ya 4,5 millones de puestos de trabajo es indudable que esto tendrá graves repercusiones en materia de equidad y pobreza, indicadores en los que el país había tenido avances en los últimos años.

(Lea también: Pese a la coyuntura actual, Ecopetrol siguió dando ganancias)

"No podemos ser pesimistas ni inoperantes",
dijo Gutiérrez durante su intervención, e insistió en que se debe pensar más como académicos y empresarios para no retroceder en materia de equidad y pobreza, por lo que hay que empezar a trabajar en políticas enfocadas a la reactivación de la economía y, por ende, del mercado laboral.

Por su parte, Roberto Rigobón, profesor de MIT y uno de los conferencistas del foro, advirtió que aquellos países en donde la destrucción del empleo es mucho más evidente en medio de esta pandemia tardarán mucho más tiempo en recuperarse, entre otras razones, porque las pérdidas en productividad serán enormes y recuperarla tomará bastante tiempo.

Al hacer un análisis sobre cómo los distintos países han enfrentado esta coyuntura, desde el punto de vista laboral, el experto señaló que mientras en Europa se evitó a toda costa la destrucción de puestos de trabajo, con ayudas directas de los gobiernos a los empresarios en materia de alivios tributarios y costos a la nómina, en Estados Unidos se aplicó una política enfocada en subsidios al desempleado, la cual resulta demasiado costosa.

En países latinoamericanos y africanos, las salidas fueron más parecidas a las de Estados Unidos, con lo cual el costo ha sido demasiado alto.

"Un subsidio de 600 dólares semanales a quienes perdieran su trabajo resulta muy atractivo no solo para las personas sino también para las empresas que preferían despedir a sus trabajadores para aliviar sus cargas y evitar la quiebra. Las personas, por su parte, obtenían un ingreso muy razonable y con la opción de recuperar su puesto una vez pase esta pandemia", explicó Rigobón.  

Dijo que en países latinoamericanos y africanos, las salidas fueron más parecidas a las de Estados Unidos, con lo cual el costo ha sido demasiado alto: se entregaron alimentos, ayudas y subsidios; se han perdido muchos empleos, la recuperación será más lenta y habrá muchas quiebras de empresas innecesarias.

Por eso, dijo que el gobierno se debe enfocar en quiebras en el sector de las pymes, donde hay alta concentración del empleo, pues de lo contrario, el retroceso en indicadores de inequidad, desigualdad y pobreza será importante.

Dos sectores donde esta pandemia ha evidenciados esos factores ha sido la educación y la salud, por eso es urgente flexibilizar el tema laboral, pues no todos los sectores tienen las mismas oportunidades de adaptarse a las nuevas condiciones, precisó.

Rigobón es de los que considera que el gobierno debería concentrar más sus esfuerzos económicos en evitar que más empresas entren en quiebra y para ello propone que asuma aquellos costos que son verificables en estas, como por ejemplo, servicios públicos, y a cambio, pedirles a las empresas un porcentaje de sus ingresos cuando se recuperen, una vez pase la pandemia.

En cuanto a los hogares, el experto dice que siempre será mejor otorgar ayudas en bienes y no en dinero. "Acá hay menos plata para despilfarrar y mucho menos capacidad de endeudamiento que en países ricos. Debemos hacer algo más estratégico y no dedicarnos a replicar lo de los países desarrollados", dice.

Por último, hizo énfasis en la necesidad de una reforma financiera que permita un mayor acceso al sistema de las pymes. En su opinión esto es muy importante en esta coyuntura "la banca es clave porque al final es a través de esta que el gobierno puede llegarles a las personas con sus ayudas, mientras que se convierte en un respaldo para las empresas vía el crédito que les puede otorgar", puntualizó Rigobón.

Por: Economía y Negocios