Economía

'El encierro obligatorio nos elevó las ventas': lácteos Pomar

'El encierro obligatorio nos elevó las ventas': lácteos Pomar

Aunque las ventas de la productora de leche Pomar traían un crecimiento del 30 por ciento iniciando el año, resultado de las inversiones por 11.000 millones de pesos hechas un tiempo atrás, el confinamiento por el covid-19 le ha dado un impulso adicional a la demanda de sus productos: leche, yogures y kumis, entre otros.

(Le puede interesar:  140.000 empresas en Colombia están en riesgo de cerrar: Cepal)

Por esta circunstancia, las familias están consumiendo más lácteos y menos otras bebidas, dice Nelson Molano, gerente de la compañía, quien considera que las ventas podrían alcanzar este año los 145.000 millones de pesos, un 24 por ciento más que las del año pasado.

¿Cómo afrontan en Pomar la actual crisis?

Hemos tenido que adecuar todo el proceso con controles que antes no se hacían, como control de temperatura, lavado e inspección de las personas, adecuación de la planta física, instalación de más lavamanos y desinfectantes para el lavado de manos. El tapabocas se volvió una dotación permanente, además de facilitarles a los empleados los cuidados de sus familias.

En lo comercial hemos acudido al teletrabajo, aunque algunos colaboradores deben salir a la calle, sobre todo los que manejan tiendas de barrio. Las tradicionales reuniones de ventas ya no se pueden hacer en la empresa, todo es por teléfono para las instrucciones.

(Le recomendamos5 indicadores que dan más luces sobre ritmo del rebote de la economía)

¿También ha cambiado la recolección de leche?

Nuestro equipo de recolección anda con medidas de protección: tapabocas, caretas, guantes y se desinfectan los vehículos. Van a las fincas a recoger la leche y allí los contactos son menores porque cuando pasan los camiones ya se tiene la leche separada. La leche llega a la planta, se recibe, pasa por un proceso de calidad y luego por otro de temperatura que elimina cualquier virus, es la ventaja de la pasteurización y de la ultrapasteurización.

¿Han visto afectadas las ventas?

Por fortuna no, pero sí ha cambiado su estructura, pues las ventas de restaurantes, colegios y cafeterías han disminuido, pero ha aumentado el consumo de los hogares.

No hay un análisis que nos diga la causa, pero es un poco lo que pasa en la casa de uno, donde se consumen más alimentos y menos cosas como ropa y entretenimiento. Las mamás están cocinando más y la leche es un ingrediente tanto de consumo directo como ingrediente dentro de la comida, los jugos, chocolate y otros.

¿Y en cifras esto qué representa?

Las ventas este año han venido creciendo un 30 por ciento, pero por un efecto que traíamos debido a una inversión en plantas que hicimos, pero también por lo que se está viendo ahora.

Veníamos con buena proyección, pero después del encierro aumentaron un poco las ventas. El 2019 finalizó con ventas por 117.000 millones de pesos y la meta es alcanzar 145.000 millones al cierre de 2020.

¿Qué cambios les ha exigido esto?

En mayo se abrió un turno adicional generando 15 empleos más. Pomar cuenta con 265 empleados directos, 120 de estos trabajan en la zona de producción. Contamos además con 350 empleados indirectos.(Le puede interesar: Las cinco estrategias que propone la OIT para recuperar el empleo)

¿Esta emergencia los ha llevado a nuevas estrategias de ventas?

Para nosotros las tiendas de barrio son muy importantes y allí ha bajado un poco la venta, pero las de internet han aumentado. Viendo esto sacamos una venta por internet con muy buenos resultados, entregando los pedidos a clientes que solo lo hacen por este canal.

Pero muchos consumidores nos empezaron a solicitar este servicio, por lo que montamos una venta por internet con domicilio gratuito para pedidos de más de 30.000 pesos, con muy buenos resultados. No lo veíamos tan fácil, pero nos está dando resultados porque la gente está en sus casas y no quieren salir mucho. Despachamos a Bogotá, Chía y Cajicá para entregas en un plazo máximo de 48 horas.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS -