Economía

Cuatro propuestas de una reforma laboral que se cocina por pedazos

Cuatro propuestas de una reforma laboral que se cocina por pedazos

Para todos los colombianos es sabido que el mercado laboral requiere una reforma profunda, pero puede ser más complicado si esta se hace a pedazos, como parece ser el camino, teniendo en cuenta que se está tramitando una variedad de proyectos de ley, de iniciativa congresional, de corte laboral, y que muchos han tildado de populistas.

Sin desconocer que hay propuestas desde distintos ángulos, el Centro Democrático, partido político del gobierno, es uno de los más prolíficos en propuestas laborales que se enmarcan en la idea de que para promover el bienestar laboral hay que romper algunos esquemas. Aunque en el listado de proyectos en trámite que tocan la fuerza de trabajo hay desde normas que orientan la formación para el empleo y reglas para el trabajo digital, otras iniciativas que ya avanzan son de muy grueso calibre y unas cuantas más vienen en camino.

Empleo de calidad, con mejores condiciones para el trabajador, como un ingreso laboral adecuado; apoyo a la formación para el progreso individual, y reducción de la jornada son algunos de los destacados. He aquí algunas de las propuestas habidas y por haber.

(Le puede interesar: Contratación por horas vuelve a sonar y a causar polémica)

Prima adicional

Lo más reciente que hay alrededor del proyecto de ley que busca otorgar una prima adicional a los trabajadores de menores salarios, para compensar su ingreso (ya lleva 2 debates aprobados en el Congreso). En una audiencia pública realizada en septiembre, gremios económicos rechazaron la idea, con el argumento de un impacto económico de 2,4 billones de pesos para las empresas.

Se trata de una prima adicional anual, de 15 días de salario, que recibirán trabajadores que devenguen entre 1 y 3 salarios mínimos legales vigentes. Según el senador Álvaro Uribe, autor de la propuesta, la medida equilibra la balanza, teniendo en cuenta que en el Plan de Desarrollo y en la ley de financiamiento, le dieron beneficios a las empresas y ahora le corresponde a los trabajadores.

Trabajo por horas

La ministra de Trabajo, Alicia Arango, fue la primera en mencionar el tema del trabajo por horas, como una necesidad ante la inflexibilidad del mercado laboral formal y la alta informalidad.

El artículo 193 del Plan de Desarrollo incluyó el trabajo por horas, y luego, se le fueron colgando seguidores y detractores. El presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, sostuvo que no se puede desconocer el dinamismo del mercado laboral, mientras las leyes se quedan atrás.

(Lea también: Presidente de Fenalco se suma a propuesta de contratar por horas)

“Es el momento para hacer una reforma al régimen laboral, para aumentar la productividad y la competitividad”. La propuesta suena desde hace un año y aún no es parte de un proyecto de ley, en espera quizás, de la reforma laboral integral.

Es el momento para hacer una reforma al régimen laboral, para aumentar la productividad y la competitividad

Reducción de la jornada

Esta propuesta aún no se ha radicado, pero, según contó la senadora María del Rosario Guerra, implicaría pasar de 48 horas a la semana, a 45, procurando bajar una hora por año, con lo cual, para el 2022, ya se hablaría solo de 45 horas semanales.

Al decir de la parlamentaria, el sustento de esta propuesta tiene dos argumentos fuertes: uno, la productividad y otro, el tema social.

“Muchos estudios están demostrando el aumento de la productividad laboral con una reducción de la jornada y, en la parte social y familiar, permitiríamos que los hogares vuelvan a ser apoyo de los hijos, pues en el esquema actual, con niños y jóvenes creciendo solos, lo que vemos es un aumento del consumo de sustancias sicoactivas, de violencia y dificultad para la convivencia.

Salario integral rural

El proyecto de ley de un salario integral rural parte de la idea de que al ciudadano colombiano le interesa un mayor ingreso disponible.

Desde esa perspectiva, comenzando por el área rural, se cursaría un proyecto con el cual, en un empleo formal, al trabajador no le paguen cesantías, pues estas, “a la hora de la verdad, el beneficiario se las está gastando en todo, menos en lo que motivó su creación”, indicó Guerra.

Según lo que se cocina en la bancada del partido del gobierno, se busca quitar esas figuras y decirle al trabajador: ‘este es su salario mensual integral, ahí va todo lo suyo’.
Dicho proyecto de ley tendría la ventaja de quitar todos los costos que alega el empleador, según el cual debe pagar profesionales que le manejen varios renglones de la seguridad social del trabajador.

“De qué se quejan los empresarios y lo ponen como motivo para no generar empleo: que tienen que contratar un experto para atender temas de la UGPP, otro para pensiones, otro para cesantías. Se quejan de esa carga. Pues, quitémosla y que el trabajador sepa que, en lo que va a ganar, se incluye todo. El trabajador tiene que aprender. Así como se está haciendo un esfuerzo para que se bancarice, también puede adquirir destreza para pagar su Pila (pago integrado de la seguridad social y parafiscales), la cual, para facilitarles las cosas, se podría pensar en no realizarla mensual, sino más espaciada”, agregó Guerra.

Según la parlamentaria, para enderezar el tema laboral, “hay que lograr un gran pacto por el empleo y la formalización, donde ganen todos: las empresas, porque se les reduce trámite y tienen mayor flexibilización para contratar. Y los trabajadores, porque se formalizan y su ingreso mejora”.

No obstante, estas iniciativas tendrían que tener aval del Gobierno, pues en el Congreso ha hecho carrera la práctica según la cual toda propuesta que demande financiación debe ser chuleada primero por el Ministerio de Hacienda. Por lo tanto, habrá que esperar si esta cartera aprueba las ideas del partido de gobierno (las radicadas y las que están en camino).

MARTHA MORALES MANCHEGO
ECONOMÍA
[email protected]