Economía

Construcción, a recuperar espacios perdidos

Construcción, a recuperar espacios perdidos
A corte de mayo el sector generó 150 mil 453 puestos de trabajo. Académicos coinciden que la construcción no es indispensable para la economía nacional y ha perdido participación en el PIB del país. Panorama.

COLPRENSA

La economía colombiana enfrenta dificultades de varias naturalezas que frenan el crecimiento que se esperaba cuando inició el nuevo Gobierno.

Uno de los factores de influyeron en esta dinámica fue el del comportamiento del sector de la construcción, que a nivel mundial, es uno de los sectores que más impacto tiene en el Producto Interno Bruto (PIB) de los países.

El sector se encuentra en un proceso de crecimiento, pero en los últimos dos años fueron de tendencia negativa, lo que significó un impacto para la economía nacional. Hoy, con un leve repunte tanto en porcentaje de unidades, como en cifras de venta, la construcción parece aportar luces de esperanza a la economía del país, muy convulsionada por situaciones como la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y los nubarrones de una posible recesión mundial.

Cifras de empleo

Según estudio realizado en mayo, el sector generó 150 mil 453 puestos de trabajo. El nivel de ocupación llegó a 1 mil 485 millones de personas, lo cual representó un incremento del 11,3% frente al mismo mes del año anterior.

Sandra Forero, presidenta de Camacol, indicó que el 15% del empleo en Colombia depende del sector de la construcción. "Este resultado muy alentador, más si se tiene en cuenta que la ocupación agregada en el país se redujo. Esto permite frenar el desempleo y dinamizar el consumo de los hogares”.

Recuperación del sector

De acuerdo con expertos, la construcción necesita recuperar espacios perdidos y retomar fuerza en términos económicos y productivos. Las miradas son muy diversas, pero casi todas coinciden en

que la situación del sector incide en la economía nacional.

En el informe del segundo trimestre del PIB presentado por el DANE, la construcción tuvo un crecimiento del 0,6%, siendo uno de los menos acelerados. Sin embargo, el resultado fue recibido con entusiasmo ya que en el informe del año pasado la construcción registró una caída del 5,5%.

Para David Pérez Reyna, profesor de economía de la Universidad de Los Andes, Colombia no puede depender del sector de la construcción. "En los 70 se vio como la salvación de Colombia porque es intensivo en mano de obra no calificada (de la cual Colombia tenía mucha oferta en ese momento). Pero seguir apostándole, es aceptar que el país tenga capital humano no calificado, a no ser que aumente la productividad”.

Isidro Hernández, docente de Economía de la Universidad Externado y la Universidad Nacional de Colombia, dijo que es necesario distinguir entre la construcción de infraestructura de la de vivienda. Considera que esta última aunque subió un poco en el segundo trimestre del año, aún se encuentra en cuidados intensivos.

Metas

Sandra Forero presentó algunos metas que Camacol aspira alcanzar en el 2020:

* Se espera cerrar el 2020 con $100 billones en inversiones. Lo lograrían con las recuperación del espacio perdido y explotando el potencial que tiene el sector. Actualmente cuentan con una inversión de $78 billones.

* Construir anualmente 130 mil viviendas de interés social. 30 mil viviendas más que las proyectadas en este año.

Panorama

El profesor Isidro Hernández considera que el sector tiene unos enlaces interindustrialesb con la metalurgia, la industria manufacturera de cerámica, de vidrio y de muebles. Por ende, es una parte importante en la economía.

Sin embargo, desde finales del siglo pasado, la construcción perdió participación frente a sectores de servicio, comercio y el financiero, los más importantes de la economía. Eso explica que el crecimiento del 3% del último trimestre fue sustentado por el comercio.

El docente David Pérez Reyna considera que el sector no es necesariamente indispensable para la economía nacional, pues los sectores son un conjunto. “ Este representó el 6% del PIB en el 2018. Aunque le vaya bien, va a jalonar caídas en otros sectores”.