Economía

Con 'holding' se daría integración de bolsas de Colombia, Perú y Chile

Con 'holding' se daría integración de bolsas de Colombia, Perú y Chile

La posibilidad de que las bolsas de valores de Colombia, de Santiago (Chile) y la de Lima (Perú) operen bajo una misma marca y estructura volvió a cobrar vida esta semana, luego de que los directorios de estas plazas bursátiles se comprometieron a estudiar su viabilidad y las posibles fórmulas para llevar a la realidad esta iniciativa, para lo cual se fijaron un plazo máximo de seis meses.

Que las tres bolsas se hayan comprometido a analizar un documento base y hayan establecido un cronograma de trabajo es una señal positiva y clara de que esta vez, a diferencia del pasado, esa integración no tiene reversa, más cuando los mercados lo están demandando con urgencia, dicen los agentes del mercado.

“Esto es algo acertado, no podemos seguir siendo una aldea. El mundo es cada vez de entidades más grandes, de multinacionales que sean mucho más eficientes, con mayores recursos que les permitan estar a la vanguardia de la tecnología y los desarrollos. Creo que haciendo una integración, que dependiendo de las circunstancias será de mayor o menor grado, los tres países ganan mucho”, señaló Jaime Humberto López, presidente de la Asociación de Comisionistas de Bolsa (Asobolsa).

A diferencia de los intentos de integración del pasado que no se concretaron, entre otras razones por cuestiones normativas, como la limitante peruana que impedía que un agente extranjero fuera dueño de una bolsa de valores en ese país, lo que se busca ahora es una consolidación de proveedores de infraestructura desde la perspectiva societaria y no sobre los servicios.

“Es muy seguro que se busque una holding que sea controlante de las bolsas en los tres países y que en cada uno exista una estructura base que pueda ofrecer el servicio, tal como ha funcionado en otras regiones del mundo, Europa, Asia, Nueva York. Todos los proveedores de infraestructura, desde la perspectiva societaria, se han consolidado y han estado presentes en una misma compañía en varios mercados”, explica una fuente cercana al proceso.

Sin que haya aún señales precisas de la estructura que se vaya a elegir, López, de Asobolsa, sostiene que puede ser que, en principio, no sea una integración total, sino más bien una primaria con la idea de ir probando pasos y módulos, pero de cualquier forma afirma que la propuesta va por buen camino.

Aunque por ahora resulta difícil saber la dimensión de la entidad resultante, pues no se tiene certeza de cómo se hará la integración definitiva, el tamaño de las bolsas no guarda diferencias abismales.

Lo que sí es cierto es que las tres comparten un mismo socio: los brasileños, que han venido comprando participaciones en estas plazas hasta donde las normas se los permiten.

Por ejemplo, en Chile son dueños del 10,42 por ciento; en Perú, del 8,42 por ciento, mientras que en Colombia ya cuentan con una cuota en la plaza bursátil criolla del 6,11 por ciento. Las normas en estos dos últimos países no permiten que un solo accionista tenga más del 10 por ciento de la bolsa.

Para algunos expertos consultados, la decisión de apurar una integración entre las bolsas de valores de estos países andinos tendría su explicación en la necesidad de hacerle contrapeso, precisamente, al gigante bursátil brasileño y evitar así que en cualquier momento quiera avanzar en su intención de tomar una mayor cuota en estos mercados, claro está, si las reglas de juego cambian.

El mundo es cada vez de entidades más grandes, de multinacionales que sean mucho más eficientes, con mayores recursos que les permitan estar a la vanguardia de la tecnología y los desarrollos

Ajuste normativo

Pero ¿está preparado el mercado colombiano para facilitar la integración de estas bolsas de valores?

Si bien la iniciativa está en línea con las recomendaciones recientes entregadas por la Misión del Mercado de Capitales, sin duda se requieren ajustes normativos que el Gobierno está dispuesto a hacer, y ya comienza a trabajar en ello.

Para Jorge Castaño Gutiérrez, superintendente financiero, esta es una iniciativa muy positiva no solo desde el punto de vista de integración societaria, la cual debería incluir un solo sistema de negociación con los mismos estándares de seguridad de la información y de las transacciones, entre otros aspectos.

“Vamos a esperar la propuesta concreta que quieren empezar a trabajar, ya hay plazos y un cronograma para tener un diagnóstico sobre la mejor forma de hacer esas sinergias. Desde el Ministerio de Hacienda y la Súper vemos con buenos ojos que se pueda tener ese mercado integrado porque conviene a inversionistas y emisores, y consolidaría lo que se viene trabajando en la Alianza del Pacífico. El punto estará en la intensidad de esa integración, no se sabe si habrá una firma controlante, si las tres bolsas pondrán plata para comprar a las demás; son varias decisiones que se tienen que entrar a evaluar”, precisó el funcionario.

Uno de los primeros cambios que deberán hacerse es en el límite del 10 por ciento establecido para la participación de los accionistas en la bolsa, lo cual el Gobierno incluirá en la ley del mercado de capitales, que tramitará este año ante el Congreso.

En este proceso también es clave contar con buenos estándares corporativos para asegurar que haya control sobre el tipo de transacciones que se hacen y mirar cómo se moderniza la custodia de valores.

Castaño Gutiérrez sostiene que llevan 10 años trabajando con las superintendencias de Chile y Perú, entre otras de la región, en el marco de la Alianza del Pacífico, y cree que no habrá mayores dificultades para coordinar ese trabajo.

A su vez, el presidente de Asobolsa cree que el Gobierno tendrá que terciar en el proceso para buscar soluciones en materia tributaria y en el régimen cambiario, que siguen siendo fundamentales para la integración, pero está convencido de que hay buena disposición.

CARLOS ARTURO GARCÍA M. @CarlosGarciaM66
[email protected]