Economía

Caldas salió de la Ley 550 y está a paz y salvo

Caldas salió de la Ley 550 y está a paz y salvo
Las deudas ascendían a $284 mil millones.

MANIZALES

Caldas recobró su salud financiara. Así lo catalogó el gobernador, Guido Echeverri, al anunciar que el Departamento salió de la Ley 550, también llamada Ley de quiebras, luego del visto bueno del Ministerio de Hacienda y del Comité de Vigilancia. Las deudas ascendían a $284 mil millones.

"Cumplimos las obligaciones con los acreedores. Las finanzas quedan sólidas para el futuro desarrollo de la región. Resalto las gestiones que permitieron estar fuera de la Ley de quiebras con tres años de anticipación", señaló Echeverri.

Los beneficios para el Departamento, según el gobernador, son: recuperación de la capacidad de inversión, mejoramiento de la reputación en el sector financiero y en los puntajes para las calificadoras de riesgo, mayor planificación efectiva y optimización de la calidad de vida.

Echeverri agradeció los aportes de la Industria Licorera, de Empocaldas y de Inficaldas. "Sus transferencias permitieron el incremento de recursos para destinación libre con el fin de avanzar en el pago de acreencias. Buena parte de las deudas eran por desordenes de cartera pensional, los pagos no se hicieron oportunamente y eso hizo que entráramos en Ley 550", recalcó.

El Comité de Vigilancia, que son los representantes de los acreedores, firmaron el acto de salida de la Ley 550 y el martes se radicará en la Dirección de Apoyo Fiscal de Minhacienda.

Pago anticipado

Alexánder Pineda, secretario de Hacienda, indicó que Caldas está a paz y salvo. "Generamos más recursos y el recaudo fue más eficiente en estos cuatro años".

¿Cómo se logró? Según Pineda, porque la Gobernación fue ordenada en el gasto, depuró $38 mil millones en deudas que se estaban cobrando y que no eran reales, fortaleció el control de la Oficina Jurídica para atender por lo menos 5 mil demandas, ahora son 450; se creó una oficina de daño antijurídico para defender al Departamento y se aumentó el recaudo de los impuestos tributarios.

"Pagamos antes las deudas y eso hizo que tuviéramos ahorros en los intereses. La deuda inicial fue de $284 mil millones, pero pagamos $234 mil millones. Eso significa depuraciones por $50 mil millones".

Dato

Desde el primer trimestre de este año, se efectuaron prepagos de deuda pública a acreedores financieros por $14 mil 728 millones.

Pagos de acreencias

* Laborales y pensionados: $48 mil 786 millones.

* Entidades públicas y seguridad social: $100 mil 22 millones.

* Entidades vigiladas por la Superfinanciera: $54 mil 200 millones.

* Otros acreedores: $130 millones.

* Contingencias: $15 mil 758 millones.

Hechos

- Caldas entró en Ley 550 el 30 de septiembre del 2012, en la primera Gobernación de Guido Echeverri, porque el Departamento tenía una difícil situación financiera, ya que los embargos a sus cuentas alcanzaron los $14 mil millones, por no pagos de cuotas pensionales durante casi 10 años.

- En mayo del 2013 se firmó el acuerdo con los acreedores y se inició el proceso de Ley 550.

- El 3 de septiembre del 2015 se modificó el acuerdo de reestructuración de pasivos, lo que permitió el saneamiento de deudas tres años antes. Se depuraron $49 mil millones que estaban previstos como deudas, pero que en la revisión del acuerdo se confirmó que no se debían.

- En el 2015, Minhacienda le permitió a Caldas liberar $31 mil 500 millones que estaban ahorrados en el Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales (Fonpet) y aportarlos en el pago de la deuda.

Ley 550

Conocida como acuerdo de reestructuración, busca corregir deficiencias en la capacidad de operación para atender obligaciones financieras. Establece la intervención del Estado para reactivar económicamente a una organización.