Economía

Caen las ventas de las viviendas de alto precio

Caen las ventas de las viviendas de alto precio

Un análisis del centro de estudios económicos Anif de las ventas de la vivienda nueva por rango de precios evidencia el impacto en la dinámica del sector de los subsidios públicos a la tasa de interés.

Es así como los únicos segmentos de ventas de vivienda nueva con expansiones en el acumulado en doce meses a mayo de 2019 han sido los de interés prioritario VIP (crecimiento del 36 por ciento y VIS, con una variación del 7 por ciento).

Entre tanto, las ventas de vivienda de clase media (con precios entre 135 millones y 400 millones de pesos), equivalente al 31 por ciento del mercado, se contrajeron a ritmos del 12 por ciento en el acumulado en doce meses a mayo de 2019.

“Ello deja entrever el lastre que le ha representado a este segmento el marchitamiento de los subsidios a la tasa de interés de 2,5 puntos porcentuales correspondientes al programa Frech II”, agrega la entidad.

Y, además, la comercialización de vivienda de precios superiores a los 400 millones de pesos (sin subsidio), que son las que mayor valor agregado generan, sufrieron marcadas contracciones de entre el 10 por ciento y el 15 por ciento en el período de referencia, perjudicadas por el exceso de inventarios que desde hace un par de años viene padeciendo este segmento.

Comportamiento regional

Al analizar la dinámica comercial por regiones, se observa, según Anif, que las ventas de vivienda nueva de Bogotá y los municipios aledaños, que ocupan el 44 por ciento de las ventas totales, se expandieron al 14,1 por ciento en el acumulado en doce meses a mayo de 2019, recuperándose de la contracción del 11,7 por ciento registrada un año atrás.

Y, de nuevo, este resultado se explica por el buen dinamismo del componente VIS, cuyas ventas subieron a ritmos del 23 por ciento, evidenciando una alta sensibilidad a los distintos estímulos gubernamentales.

Entre tanto, en el mismo período, las ventas en Medellín se contrajeron un 7,7 por ciento, un descenso menor que el observado un año atrás (del 11,9 por ciento), en donde las caídas del 15 por ciento en el segmento no VIS no alcanzaron a ser compensadas por las expansiones del 4 por ciento en el rubro VIS.

Por su parte, las ventas de Cali se expandieron un modesto nivel del 0,7 por ciento, frente a un avance del 16,1 por ciento un año atrás. Allí, los crecimientos del 3 por ciento en el segmento VIS apenas compensaron las contracciones del 7 por ciento en la franja no VIS.

“En este último caso, el desmedido incremento en los precios de la vivienda, del 18,8 por ciento real en mayo de 2019 frente a 10,3 por ciento un año atrás, sigue haciendo mella en las ventas de unidades nuevas”, señala Anif.

Pese a ello, la Sultana del Valle continúa teniendo uno de los precios más bajos a nivel nacional, en promedio 3,7 millones de pesos por metro cuadrado, frente a 4,2 millones en Medellín y 4,8 millones por metro cuadrado en Bogotá.

A su turno, la dinámica comercial de vivienda nueva en Barranquilla fue del 4,1 por ciento en el acumulado en doce meses a mayo de 2019, frente a 1,4 por ciento un año atrás. Según el documento, en esta ciudad, el repunte registrado por el segmento VIS, del 7 por ciento, compensó la contracción del componente no VIS, el cual se contrajo 8 por ciento.

El segmento VIP, que representa el 36 por ciento de las unidades totales vendidas en la ciudad, también contribuyó al buen desempeño del sector, al crecer a ritmos del 11 por ciento.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS