Economía

Bogotá, con menos población en el 2039 / Columnista invitado

Bogotá, con menos población en el 2039 / Columnista invitado

Como en las grandes ciudades del mundo, el crecimiento de la población de Bogotá se está desacelerando paulatinamente y probablemente se estabilizaría dentro de veinte años. Este fenómeno se explica porque el saldo migratorio ha llegado a cero y el crecimiento vegetativo tiende a lo mismo.

La aparición de las tecnologías de la información ha logrado desdibujar el tradicional atractivo de vivir en grandes centros poblacionales y, por otra parte, la congestión del tránsito, la baja calidad del medioambiente, la inseguridad y el alto costo de la vivienda, se han convertido en impulsores de la emigración. Ahora, algunos prefieren emigrar para tener una vivienda más amplia o menos costosa; otros, un clima más saludable y, no pocos de los jóvenes, una oportunidad de empleo estable en lugares donde el mercado laboral es menos competido.

Desde el censo del 2005 se había confirmado que Bogotá había entrado en la segunda transición demográfica. El número de nacimientos por cada mujer ya estaba descendiendo muy apreciablemente hasta el punto de acercarse a la llamada tasa de reemplazo, donde si solo hay dos hijos, ellos apenas llegarán a reemplazar a sus padres en el inventario total de habitantes.

Combinados estos fenómenos, el resultado es el estancamiento del crecimiento poblacional antes del 2040; la población máxima sería de 8’494.714 para el año 2039, en el cual empezaría a decrecer a razón de 3.739 personas por año o más. Este es un hecho muy esperanzador para los capitalinos, pues la ciudad en lugar de tener que destinar enormes recursos para satisfacer las necesidades de una población que no existirá, los podrá destinar a mejorar la calidad de vida de sus reales residentes.

Recordemos que los datos crudos del censo del 2018 revelados por el Dane arrojan una población de 7,2 millones de habitantes para Bogotá, cifra que difiere notoriamente de los 9,5 millones adoptada para diseñar el Plan de Ordenamiento Territorial 2019-2031, en estudio.

CARLOS POMBO*
Especial para
* Presidente de la Sociedad de Mejoras y Ornato de Bogotá