Economía

Bioenergy, filial de Ecopetrol, no resistió y se liquidará

Bioenergy, filial de Ecopetrol, no resistió y se liquidará

A pesar de haber entrado en un proceso de salvamento empresarial por haberse quedado insolvente, las compañías Bionergy SAS y Bionergy Zona Franca, controladas por el Grupo Ecopetrol, dejaron de ser viables y por eso le solicitaron a la Superintendencia de Sociedades iniciar su proceso de liquidación judicial.(Le puede interesar: Las tres causas que llevaron a Bioenergy a la insolvencia)

Así lo determina un auto del organismo de control y vigilancia, fechado este miércoles 24 de junio, que señala que dicha petición, hecha el 17 de junio, argumentó que la compañía tenía una inminente iliquidez y como consecuencia de ello no le era posible continuar con la operación, dadas las incertidumbres del negocio de biocombustibles en los Llanos y los eventuales requerimientos de capital que esta demanda actualmente y en el futuro.

Según el documento, otros factores que hicieron caer al abismo a la empresa fueron la imposibilidad de obtener recursos en el mercado financiero y de reestructurar la deuda en condiciones que pudiera cumplir (a pesar de la condonación del 40 por ciento de la deuda de Bioenergy Zona Franca por parte de Bancolombia), la insuficiencia de recuperación aún en el evento que el Ministerio de Hacienda autorizara un crédito de tesorería que se estaba tramitando, así como los bajos precios del petróleo, que no permitían a Ecopetrol continuar otorgando recursos para su operación.

(También le recomendamos: ‘Cada inversión está siendo vista con detalle’: Ecopetrol)

Y agrega que aún reconociendo los esfuerzos de la administración para mejorar la productividad agrícola, reducir costos y explorar alternativas para viabilizar el negocio, se concluyó que la alternativa de una reorganización dentro de la Ley 1116 no era viable para ninguna de las dos sociedades, pues al formar una unidad productiva, y ante la imposibilidad de obtener materia prima de otra compañía para continuar la actividad de Bioenergy Zona Franca, esta sociedad debía correr la misma suerte de Bioenergy.

Además, Bioenergy aportó copia del acta de Asamblea de Accionistas 053 llevada a cabo el 26 de mayo de 2020, en la cual se decidió, entre otras cuestiones, autorizar al representante legal de la sociedad para presentarle a la Superintendencia de Sociedades el informe de la situación actual de la compañía y la conclusión sobre la pérdida de viabilidad de la misma y la imposibilidad de continuar con el proceso de reorganización.

Por ello, se solicitó al juez del proceso concursal poner fin al trámite del proceso de reorganización y decidir sobre la procedencia de declarar la inviabilidad financiera de la sociedad, para que, de ser procedente, abriera el proceso de liquidación judicial.

Como liquidador de las dos empresas fue designado el exministro Rubén Darío Lizarrralde, quien paradójicamente ha sido uno de los promotores de la agroindustria en la altillanura.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS