Deportes

Una leyenda del deporte, en la ruina, subasta sus trofeos

Una leyenda del deporte, en la ruina, subasta sus trofeos

Boris Becker fue el tenista más joven en ganar Wimbledon, a los 17 años. Ahora, a los 51, tuvo que subastar muchos de sus artículos personales, medallas y trofeos que ganó a lo largo de su carrera, tras haber sido declarado en la ruina en 2017.

La subasta termina este jueves, organizada por la casa británica Wyles Hardy. En ella aparecieron objetos como una réplica del trofeo que obtuvo tras ganar el US Open, por la que aún se recibían ofertas.

Becker, quien comenta actualmente Wimbledon para la BBC de Londres, había logrado detener la subasta hace un par de años, pero ahora no pudo evitar que sus objetos personales llegaran a esa instancia, para recaudar dinero para sus acreedores.


Hace un par de días, uno de los administradores judiciales encargados de vender los activos de la leyenda del tenis Boris Becker para pagar parte de las deudas hizo un llamamiento a quien pueda tener alguno de los trofeos del alemán para que sean devueltos y posteriormente subastados.

Faltan "grandes trofeos" del campeón, entre ellos los ganados en el Abierto de Australia y Wimbledon, señaló Mark Ford, uno de los tres administradores judiciales del gabinete londinense encargado de reducir la deuda de Becker.

"Los hemos pedido una y otra vez. Hemos publicado un comunicado de prensa el año pasado para que se manifiesten (las personas que tienen los trofeos)", explicó a la AFP. Según Ford, el montante de las deudas de Becker podría alcanzar los 50 millones de libras esterlinas (56 millones de euros).

Boris Becker

Boris Becker, extenista alemán.


"Pueden estar expuestos en cualquier parte, en un museo o en otro lugar, u olvidados en una residencia privada en algún lado", añadió.

Asediado por las deudas, el triple ganador de Wimbledon, de 51 años, fue declarado en la ruina en 2017. En junio de 2018 invocó un estatus de diplomático para dotarse de inmunidad ante la justicia británica, deteniendo así en el último momento la venta de sus trofeos y objetos personales en la subasta.

El ex número 1 del mundo afirmó entonces que había sido nombrado por el presidente de la República Centroafricana "agregado" ante la Unión Europea para asuntos culturales, deportivos y humanitarios de ese país. Pero el ministro centroafricano de Relaciones Exteriores replicó que el pasaporte exhibido por Becker era falso, procedente de un lote "de pasaportes vírgenes robados en 2014".

Becker cerró finalmente este estrambótico episodio en diciembre, ante un tribunal londinense especializado en casos de insolvencia, renunciando a pedir la inmunidad.

Seis veces ganador de Grand Slam, "Boum Boum" Becker, conquistó 49 títulos y ganó más de 20 millones de euros durante su carrera deportiva.

Con AFP