Deportes

Un día como hoy, así empezó el Mundial de Italia-1934

Un día como hoy, así empezó el Mundial de Italia-1934

El 27 de mayo de 1934, un día como este miércoles hace 86 años, comenzó la disputa del segundo Mundial de fútbol de la historia, el jugado en 1934 en la Italia fascista de Benito Mussolini.

El ‘Duce’ entendió perfectamente que el fútbol por su condición masiva y pasional era el instrumento ideal para su demagogia política.

Así, su bota militar y apretaba el cuello del entrenador Vittorio Pozzo y sus jugadores. La única posibilidad para la selección nacional era la victoria.

Por primera vez se disputó una eliminatoria, pues varios países decidieron participar luego del éxito de la primera Copa Mundo.

Le puede interesar: (¡Fue por lana y salió trasquilado!: Divertida cortada de pelo a Urán).

Curiosamente, Italia, el país anfitrión, tuvo que disputarla. Primera y única vez esto ocurrió en la historia de los Mundiales.

Y también curiosamente, fue una eliminatoria trunca y de un solo duelo: Italia goleó en el primer partido 0-4 a Grecia que, tras la goleada renunció a jugar el partido de vuelta…

El campeón mundial vigente, Uruguay,­­ decidió no participar en represalia a la ausencia de varios equipos europeos al mundial de 1930, en el que fue anfitrión.

También por primera y última vez en la historia, el campeón del mundo no asistió al siguiente campeonato y no pudo defender su título.

Tampoco participó Inglaterra que, en su condición de inventora del fútbol, seguía fuera del naciente mapa mundialista.

Un día como este 27 de mayo de 1934, se jugaron ocho partidos en el mismo día inaugural.

Toda la primera ronda, entendida como octavos de final, se jugó de manera simultánea en la apertura del campeonato: ocho partidos en ocho estadios diferentes de toda la nación, en los que se puso a rodar la pelota a las 4:30 de la tarde italiana.

También lea: (Ella es Gabrielle, la hermana de la figura del Dortmund Erling Haaland).

La mayor goleada la logró Italia, que venció 7-1 a Estados Unidos en el Estadio Nacional del Partido Nacional Fascista, hoy inexistente.

Ángelo Schiavino anotó tres goles y el ídolo Giuseppe Meazza uno, el del cierre en el último en el último minuto.

En esa misma pararte alta del cuadro de la primera ronda (octavos de final), España superó 3-1 a Brasil, en el estadio Luigi Ferraris de Génova. El español Iragorri hizo el primer gol de penalti del Mundial.

Por su parte, Austria venció a Francia 3-2, en el estadio Olímpico de Turín. El partido se dirimió en tiempo extra tras la igualdad el 1-1 en los 90 minutos iniciales.

Además, Hungría derrotó 4-2 a Egipto, en la cancha del Giorgio Ascarelli, de Nápoles

En la parte baja del cuadro, ese mismo 27 de mayo, Checoslovaquia superó a Rumania 2-1 en el estadio Littorio, de Trieste; Suiza 3-2 a Holanda, en Milán y Alemania 5-2 a Bélgica 2, en el Giovanni Beta, de Florencia, con tres anotaciones de Cohen.

Finalmente, Suiza terminó de eliminar a los suramericanos, al vencer 3-2 a Argentina. El argentino Ernesto Belis aparece como el autor del primer gol de ese día, a los 4 minutos de juego en Bolonia.

Así comenzó el Mundial de Italia-1934, ese que desde antes del primer día tenía como único destino el título del equipo de la Italia nacional fascista del terrorífico ‘Il Duce’ Benito Mussolini.