Deportes

Tatiana Calderón conduce su auto en el mundo desconocido de Arabia Saudita

Tatiana Calderón conduce su auto en el mundo desconocido de Arabia Saudita
SECRETOS DEL DEPORTE: La piloto bogotana contó la experiencia vivida en un país en el que la mujer no puede tomar decisiones importantes sin la autorización de un hombre.

Osvaldo Hernández *

Manizales

Un informe del Foro Económico Mundial advirtió que Arabia Saudita era el país 131 entre 135 países en disparidad de género. Las mujeres allí no pueden tomar decisiones importantes sin el consentimiento de un hombre. En la escuela y en el trabajo deben estar separadas del varón si no son familiares. Se pueden casar si su tutor aprueba la relación; muchas relaciones son forzadas. La mujeres pueden votar, aunque manda el rey, y pueden ir a fútbol con un hombre familiar.

A Arabia Saudita llegó con su sueño de ser piloto de la Fórmula Uno la bogotana Tatiana Calderón. En el 2018 fue invitada para participar en un test de pruebas y vivió una semana en un mundo "raro, exótico y desconocido".

"Justo ese año autorizaron a las mujeres para conducir vehículo (junio); fue una experiencia única. Fui con mi hermana Paula y desde que llegamos todo fue anecdótico. Nos bajamos del avión, hicimos lo que las demás mujeres hicieron, nos cubrimos el rostro, ya habíamos comprado la abaya (tela para cubrirse el rostro".

Tatiana Calderón

Así se cubrió el rostro Tatiana.

Tatiana ha hecho tres pruebas en la Fórmula Uno: en el 2018 en México con Alfa Romeo C37, su actual equipo; también en el 2018 con el V8 el Sauber C32, en Fiorano, Italia, y a finales del año con el mismo auto en Paul Ricard, Francia.

"Seguimos los protocolos. Nos cubrimos, fuimos por las maletas y con dificultades logramos conseguir el carro. El Uber nos llevó al hotel que no era, habían dos con el mismo nombre y a mucha distancia. Fue otro drama, pedir otro taxi, el idioma, nadie llevaba por ser dos mujeres extranjeras y solas".

Todo se complicó porque eran las 2:00 de la mañana: "No teníamos internet y nos tocó recurrir al equipo para que nos ayudaran. Pero fue muy complejo porque te miran raro, muy raro".

La experiencia continuó: "Teníamos que ir al baño, al restaurante y al gimnasio en un tiempo determinado y sin la presencia de hombres. Siempre cubiertas, solo me autorizaron quitárme la abaya cuando me subí al carro, en la pista".

Tatiana Calderón

Aquí, en sus comienzos.

Tatiana empezó a los 9 años, de la mano de su padre, don Alberto Calderón, aficionado a las carreras de los autos: "Seguí con mi hermana Paula y unos amigos en una pista que quedaba cerca de la casa en Bogotá. Cuando los amigos se cansaron, continuamos nosotras y convencimos a nuestros padres (doña María Clara) para comprar un kart".

Tatiana recuerda que para esa época a las mujeres, las autoridades de Arabia les dieron más libertades y pudieron disfrutar de campeonato de la Fórmula E: "Vi mujeres llorar de la emoción, son experiencias que lo marcan a uno de por vida".

La bogotana, patrocinada por Bandero, Koe Music y Richard Mille, corre con dos escuderías, en Japón con ThreeBond Drago Corse y en Europa (European Le Mans Series) con Richard Mille Racing Team.

* Con información de La Vanguardia, de España.

Tatiana Calderón

Con Paula, su hermana.