Deportes

Se metieron a la cancha y le dieron un beso ante 12 mil personas en la final de la Copa de Baloncesto de 1992

Se metieron a la cancha y le dieron un beso ante 12 mil personas en la final de la Copa de Baloncesto de 1992
SECRETOS DEL DEPORTE: Gustavo Lindo de Armas cuenta lo que pasó en la final de la Copa Sprite de 1992, entre Bogotá Doria Promasa y Valle Sensus 2.

Osvaldo Hernández
Manizales

Se jugaba de la Copa Sprite de Baloncesto de 1992. 12 mil personas alentaban a Bogotá Doria Promasa en el coliseo El Campín, utilizado ese día por ser más grande que El Salitre. El partido era una calentura ante Valle Sensus 2.

Gustavo Lindo De Armas fue a la raya externa del campo para poner la pelota en juego y apareció de la nada una chica, le dio un beso en la boca y salió corriendo. El hecho paralizó del coliseo y sacó a los aficionados de la final.

"Fue increíble ese momento, me sorprendí, pero también me desconcentré, porque en las gradas estaba mi esposa y no sabía qué iba decir; ni siquiera supe quién fue", cuenta hoy con gracia Lindo de Armas, nacido en Manizales, donde apenas vivió dos años de los 54 que tiene.

"La muchacha me besó, salió corriendo y se internó en la tribuna. Yo miré para el sitio donde estaba María del Pilar (la esposa) y no pude percibir la cara que hizo. Después del partido me di cuenta que ella no vio lo que pasó porque estaba cambiando a María Paula, nuestra primera hija, en ese entonces estaba muy pequeña", recuerda el jugador que actuaba como poste y empezó en el baloncesto al lado de Juan Francisco, su hermano, que ya era jugador.

Aquí con Álvaro Teherán.

El hecho quedó en la memoria de los aficionados durante muchos años. Los amigos y los colegas del mundo del baloncesto siempre se lo recordaron: "A mi esposa se lo contaron en ese momento quienes estaban a su lado en las gradas. Al final del partido me preguntó..."amor qué fue lo que sucedió". Le conté que una chica me había besado y todo terminó ahí. Los amigos sin la cogieron de joda y siempre me hablaban de eso, además, porque en ese tiempo yo era la imagen de la Copa de Baloncesto".

Lindo de Armas vivió dos años en Manizales. Don Alberto, su padre, mayor y coronel de la Policía, hizo su carrera en Santa Marta y Bogotá. Después, cuando creció y fue jugador profesional se radicó en Barranquilla.

Antes de ser jugador de baloncesto, Lindo de Armas practicó el atletismo y la esgrima: "En espada, fue campeón suramericano, distrital y octavo en el mundo en la modalidad de espada".

En su carrera profesional y semiprofesional jugó con Icollantas Bogotá, Bogotá Doria Promasa, Piratas de Bogotá y Caimanes de Barranquilla. Estuvo dos años en primera división en Estados Unidos. Fue ejecutivo de Deportes y Mercadeo, la empresa que organizó la Copa de Baloncesto y fue dueño de Caimanes de Barranquilla. Ganó 10 títulos profesionales.

Está casado hace 31 años con María del Pilar Lozano y son padres de María Paula y María José. Ahora, después de 14 temporadas en la élite, juega baloncesto, pero de manera recreativa, aunque ya ha participado en nacionales de la categoría máster en el país.

¿Y la final cómo quedó? la perdieron con Valle Sensus II.

Con su familia.