Deportes

Reprochable: jugador de Piratas de Bogotá fue herido de bala en atraco

Reprochable: jugador de Piratas de Bogotá fue herido de bala en atraco

El jugador del equipo de baloncesto Piratas de Bogotá Néicer Lozano está internado en urgencias de la Clínica Nueva de la capital del país, tras haber sido herido en un atraco a mano armada, cuando llegaba a su residencia el viernes en la noche.

Lozano, hacia las 9 de la noche, caminaba hacia su casa en inmediaciones de los barrios Encanto y Villaluz, donde lo esperaba su esposa, Paola Murillo, y si hijo, Caleb, cuando fue abordado por tres motociclistas.

Néicer fue encañonado. Le pusieron un revólver en la frente y otro en la espalda. El jugador de 1,98 metros reaccionó, se defendió, logró quitarse el arma de la cabeza, pero en retaliación recibió un disparo en el brazo izquierdo.  

Después de haber sido despojado de sus pertenencias, Lozano fue trasladado, en principio, a la Cruz Roja, pero luego de las evaluaciones médicas fue llevado a la Clínica Nueva de la capital, donde permanece en urgencias.

“Esa fue mi reacción, así lo hice, aunque uno siempre piensa que es mejor dejarse robar”, le comentó Néicer a su esposa.

Los médicos indicaron que el jugador de Piratas, que también ha prestado sus servicios a Cimarrones de Chocó y Búcaros, tiene una herida en el brazo izquierdo. El proyectil hizo un recorrido por su cuerpo, le fracturó dos costillas, pero no salió.

Néicer Lozano necesita de un TAC de tórax contrastado para aclarar las lesiones que hay y si se extrae o no el proyectil, pero no se lo pueden realizar. El deportista presenta un problema renal y los médicos primero tienen que establecer si este inconveniente es debido al último incidente o es crónico.

“Hay que primero revisar cuál es el problema de los riñones. Estamos a la espera de eso. Le aplicaron un nefroprotector en la madrugada de este domingo. Después de eso, pues hay que mirar a ver qué sigue”, dijo Paola Murillo.

Y agregó: “El problema es que salen los resultados, el médico los ve dos o tres horas después, da las indicaciones y las enfermeras proceden al tratamiento dos o tres horas después y eso nos afana. Él está consciente y muy adolorido”, señaló la esposa.

Lozano nació hace 27 años en Itsmina, Chocó, y desde el 2006 vive en Bogotá.

“No tenemos quejas de Compensar, la EPS. El problema es la diligencia del personal médico y de enfermería, pedimos que le presten más atención. ¿Por qué lo recibieron si no había camas? Está en urgencias desde el sábado a las 2:30 de la tarde cuando lo internaron en la Clínica Nueva”, señaló Murillo.

“Lo demoraron para ubicarlo. Estuvo 40 minutos en una camilla. Después en una cama pequeña, pero él mide 1,98 metros”, acotó Paola Murillo.

“Lo importante es que él esté bien, que le hagan los exámenes. Es un buen jugador, le ha aportado mucho a Piratas y queremos que lo atiendan bien”, precisó José Tapias, técnico del quinteto bogotano.