Deportes

Natalia Giraldo, de Pensilvania (Caldas) a campeona con América en la Liga Femenina

Natalia Giraldo, de Pensilvania (Caldas) a campeona con América en la Liga Femenina
La caldense es la portera titular y fue figura en la final. Hace 10 años vive en Cali. Recuerda la tranquilidad de su municipio.

David Muñoz

MANIZALES

Hace tres meses era jugadora aficionada y hoy es campeona profesional. Es Natalia Giraldo Alzate, portera titular del América que el lunes celebró el título de la Liga Femenina.

Esta caldense, que nació en Manizales, pero se crió en Pensilvania, recuerda con felicidad la noche del título, en la que gracias a sus actuaciones, las caleñas levantaron su primer trofeo.

"Todavía feliz, uno se acuerda de todo lo que pasó y cómo fue el partido. Estoy más tranquila y pensando en la Copa Libertadores. Hay que trabajar para llegar bien porque soñamos con quedar campeonas y hacer el mismo papel", comentó.

A Natalia, de 16 años, la llevó al América Carolina Pineda, su compañera en el equipo y también su entrenadora en el Club Atlas, en donde juega desde hace 7 años. Hace 10 se fue a vivir a Cali con su papá, John Jairo, su mamá, Claudia Marcela, y su hermano, John Felipe.

"Necesitaban una arquera y me llamaron. Llegué faltando una semana para empezar la Liga porque estaba con la Selección Valle en un viaje y fui titular en el primer partido", explicó.

Confesó que pensó que la llevaban de suplente porque hay otra portera buena y que ella se debía ganar la titular. "Me llamó el profe y me dijo que me iba a dar la confianza. Me sentí feliz de saber que confiaba en mí porque apenas llevaba una semana".

Tras el debut, solo fue suplente en el partido contra Atlético Cali y después no soltó el puesto. En el Atanasio Girardot voló de palo a palo para impedir la remontada del DIM y aunque le anotaron dos goles, su compañeras le "agradecieron por defender bien el arco, me abrazaban y felicitaban".

La portera, quien estuvo acompañada en la final por sus papás, sueña a corto plazo con ganar la Libertadores, luego jugar en un equipo de España y estar en la Selección Colombia.

En su pueblo

Natalia, que vivió 6 años en Pensilvania, recuerda con amor a su municipio. Lo visita seguido porque allá viven sus abuelos, quienes tienen una finca a la que le gusta ir para relajarse y ver el proceso del café. "Voy seguido, estoy en la Plaza y me encanta la finca porque se siente muy diferente a estar en la ciudad".

Foto Cortesía

En la final la eligieron como la figura del partido: "Fue dura por el clima, la cancha mojada y el rival que es muy bueno. Gracias a Dios ganamos en la ida y marcamos un gol en Medellín para celebrar".

El dato

La portera caldense está terminando el colegio. Cursa grado 11 por Internet para facilitar su proceso deportivo.