Deportes

Meluk le cuenta... (¿Qué será de la vida de Pékerman...?)

Meluk le cuenta... (¿Qué será de la vida de Pékerman...?)

Para verdades, el tiempo. Sí, para verdades, . Hace justamente un año, el 16 de noviembre pasado, la Selección Colombia de Carlos Queiroz le ganó 1-0 a Perú, en el último amistoso antes de la pandemia causada por el nuevo coronavirus. Ese día, esta misma columna se tituló 'Involución Colombia'. No obstante la victoria, escribí: "Más que una Selección Colombia hay una 'involución Colombia' sin gol, sin llegadas, sin creación, con David Ospina como figura salvadora de la defensa, y con la promesa derretida de que se conocería el hielo del fútbol moderno".

(Le puede interesar:¡Queiroz, contra las cuerdas! Ecuador humilló 6-1 a Colombia)

Pues bien, Ecuador pisoteó en Quito ese orgullo nacional tan tropical, tan chauvinista de "somos los mejores del mundo y tenemos para ser campeones del mundo" con una paliza 6-1 inobjetable, que completa la humillación total, la perfecta deshonra, después del 0-3 del viernes pasado contra Uruguay, de local.

El martes, Carlos Queiroz, el técnico de esta 'Involución Colombia' sobrevivía a la rueda de prensa. Era el colmo. Mientras más larga es la caída, más rápida es la salida. ¡Basta ya!

Selección Colombia

Imágenes del partido entre Ecuador y la Selección Colombia.

Gol tras gol, uno tras otro, del primero hasta el sexto, esta selección selló su peor presentación en por lo menos 43 años. Y venimos así, de peor en peor, en muy poco tiempo: el 0-3 contra Argelia, el 0-3 contra Uruguay, el ¡6-1! contra Ecuador. ¡6-1! ¡Involución, involución, involución!

Con estos mismos jugadores y con Pékerman en el banco éramos felices, fuimos a dos mundiales, se hizo el mejor Mundial de todos los tiempos. Y ahora, James, Cuadrado, Dávinson, Ospina, Vargas, Mina, Muriel, Barrios, Mojica, Zapata, Díaz, Lerma, Uribe... ¡todos! llevan dos partidos de alma en pena, de pedir perdón y cargan hoy una vergüenza en su hoja de vida. Su nivel individual ha sido penoso.

(Lea también: Queiroz les pide tolerancia a los hinchas y se culpa por la derrota)

Pero en Italia son figuras, en Inglaterra son reconocidos, en Portugal son elogiados... En la Selección llevan dos partidos sembrados como árboles de tronco grueso. Sí: como árboles de tronco grueso, repito.

Estos mismos jugadores con otra disposición táctica, otra manera de entender el juego, otra motivación, otros posicionamientos en la cancha ya lo hicieron bien y muy bien.

Pero su falta de temple y de carácter, de calidad, ¡de sangre! para enfrentar a Uruguay y Ecuador es tan imperdonable como cuando Queiroz cambia medio equipo a los 30 minutos y vuelve a cambiarlo de un partido para otro y otra vez cambia a medio equipo antes del descanso, como este martes. ¿Será que ese señalamiento público tácito es lo que los tiene así...?

Los adoradores de los técnicos y la táctica quedan de nuevo desnudos: en el fútbol lo primero son los futbolistas. Como bien lo dijo Sergio Ramos, el capitán del Real Madrid y líder de España, no es mejor un entrenador que no sepa tanto de tácticas. A veces es mejor el que sepa llevar el buen ambiente en el camerino, el que les da confianza a los jugadores, el que hace que jueguen a gusto.

A la carreta táctica, el futbolista se impone con su entendimiento y actitud. Los que juegan son los jugadores, no los técnicos. Un buen DT sabe cómo y dónde poner a sus futbolistas para que den lo mejor de sus cualidades y exploten su talento.

Dante Panzeri, leyenda del periodismo 'táctico', dijo en su famosa 'biblia' titulada Fútbol, dinámica de lo impensado que los cuatro mandamientos que debe cumplir un técnico son: 1) Elegir buenos jugadores. 2) Ponerlos en los puestos apropiados. 3) Inducirlos a no hacer lo que no saben. Y 4) Dejar que esos jugadores así seleccionados, así ubicados y así aconsejados ¡hagan lo que les parezca mejor! Queiroz debe ir a un confesionario, pero no para culpar al árbitro, a la prensa, al teletrabajo...

(Lea además: Alfaro, de comentar partidos de la Selección Colombia a golearla)

La eliminatoria continúa en marzo y nos toca contra una tal Brasil (¿les suena?) y Paraguay. Hay tiempo para dar el timonazo e intentar rescatar los puntos perdidos (por ahora, tres, los de Uruguay en Barranquilla) y la espantosa diferencia de gol.

Queiroz tiene un colchón: ¿la Federación, presidida por Ramón Jesurún, tiene con qué pagarle una eventual indemnización, si acaba de girar 18.000 millones de pesos de la sanción por reventa de boletas...?

Jesurún insistió en sacar a Pékerman porque no fue el DT que él puso. Se tuvo que encontrar con él cuando se fue el anterior 'zar', Luis Bedoya, por el escándalo del 'Fifagate', del 'Conmebolgate'. Jesurún tenía que poner al suyo.

Éramos felices y sí lo sabíamos. ¿Qué será hoy de la vida de Pékerman...?GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
@MelukLeCuenta