Deportes

Golden State Warriors, imparable, otra vez en las finales de la NBA

Golden State Warriors, imparable, otra vez en las finales de la NBA

La historia se repitió, la combinación del base Stephen Curry, el ala-pívot Draymond Green con el escolta Klay Thompson, y un banquillo de oro, los Warriors de Golden State remontaron una desventaja de 17 puntos y vencieron a domicilio 117-119 en la prórroga del cuarto partido de las finales de la Conferencia Oeste que barrieron 4-0 al mejor de siete.

Los Warriors, con el triunfo logrado, a pesar de la ausencia del alero estrella Kevin Durant y el pívot DeMarcus Cousins, les permitió alcanzar las Finales de la
NBA por quinta vez consecutiva,
primer equipo que lo consigue en la Conferencia Oeste en la historia de los playoffs, y defenderán el título de bicampeones.

El rival de los Warriors será el ganador de las finales de la Conferencia Este que disputan los Bucks de Milwaukee contra los Raptors de Toronto, con ventaja de los primeros por 2-1.

Curry esta vez no sólo fue el líder encestador, también en todas las facetas del juego al concluir el partido con un triple-doble de 37 puntos, 13 rebotes y 11 asistencias. La inspiración encestadora de Curry permitió a los Warriors remontar otra desventaja importante como sucedió en el tercer partido que estuvieron abajo 18 puntos en el marcador y otros 17 en el segundo, que jugaron en su campo del Oracle Arena.

"Hemos vivido estás situaciones antes", declaró Curry. "Pasado por todo tipo de vivencias, cada experiencia que es posible imaginar, lo que significa que confiamos en nosotros mismos que podemos superarlas". Mientras que Green repitió por segundo partido consecutivo otro triple-doble, el octavo que ha logrado como profesional en los playoffs, al aportar 18 puntos, incluido el triple que a falta de 39,6 segundo para el final de la prórroga puso el parcial de 115-119, que ya no sería superado por los Trail Blazers.

Green, que ha recuperado su mejor nivel de forma, también aportó 14 rebotes -todos defensivos-, repartió 11 asistencias, recuperó tres balones, perdió seis, y puso dos tapones. Ambos se convirtieron en los primeros jugadores compañeros que en un mismo partido de los playoffs en la historia de la NBA consiguieron sendos triples-dobles.

"Lo que ha hecho todo el equipo sin Durant, Cousins, y esta noche sin Andre Iguodala, encabezados por Curry y Dreen, es sencillamente admirable", declaró Kerr al concluir el partido. "Volver a remontar una desventaja de 15 puntos que teníamos en la primera parte y 11 en el tercer periodo, es sencillamente de admirar".

Thompson, aunque tuvo problemas de personales y volvió a estar inconsistentes en los tiros a canasta, falló 14 de 21, incluidos 7 de 10 triples, al final aportó 17 puntos y seis rebotes, como tercer máximo encestador de los Warriors, en una lista de seis jugadores que tuvieron números de dos dígitos.

Además, Thompson, a falta de 1:48 minuto para el final del tiempo reglamentario anotó el triple que permitió a los Warriors poner el empate (111-111) en el marcador, que ya no se movió y que forzó la prórroga. Los jóvenes talentos de los Warriors, el alero Alfonzo McKinnie, que salió de titular en el puesto del veterano Andre Iguodala, que no jugó por lesión, respondió con 12 puntos y dos rebotes.

Mientras que el pívot reserva Kevon Looney acabó como sexto jugador de los Warriors al conseguir 12 puntos, incluida la canasta que le dio la ventaja parcial de 115-116 a los Warriors tras haber capturado un rebote ofensivo y que fue la acción clave del partido, a la espera de la siguiente posesión de balón cuando llegó el triple monumental de Green, que valió el título de la Conferencia Oeste.

Los Warriors, como equipo, acabaron con 47 (46-99) por ciento de acierto en los tiros de campo, el 30 (12-39) de triples y el 79 (15-19) desde la línea de personal, además de dominar bajo los aros con 56 rebotes, comparados a los 38 de los Trail Blazers, que fueron los que al final les costó la derrota.

El equipo de Portland le ganó a los Warriors en el control del balón al perderlo 12 veces por 15 de los actuales bicampeones de liga, pero, de nuevo en la segunda parte, especialmente en el cuarto periodo, nunca consiguieron los tantos decisivos después que los Warriors lograron empatar el marcador a 104-104 y 4:18 minutos por jugarse. Los Trail Blazers lograron un 48 (47-98) por ciento en los tiros de campo, el 39 (16-41) con los triples y el 70 (7-10) desde la línea de personal.

El base Damian Lillard, que jugó con una costilla separada, acabó con un doble-doble de 28 puntos y 12 asistencias que lo dejaron como el jugador más completo de los Trail Blazers. Pero no pudo conseguir la canasta con el último tiro de la prórroga, un intento de triple, que le hubiese dado la victoria a su equipo. El ala-pívot Meyers Leonard, quien salió de titular y jugó su mejor partido como profesional en los playoffs y de profesional, acabó con un doble-doble de 30 puntos y 12 rebotes.

"Ellos demostraron que tienen toda la experiencia del mundo, que son los campeones y al final la impusieron", destacó Leonard. "Luchamos y nunca nos rendimos, pero fueron mejores que nosotros". El escolta C.J.McCollum también aportó 26 puntos y siete asistencias, pero desapareció una vez más en los momentos decisivos del cuarto periodo y la prórroga.