Deportes

Exfiscal Mario Iguarán sale en defensa de Óscar Julián Ruíz

Exfiscal Mario Iguarán sale en defensa de Óscar Julián Ruíz

El reconocido abogado y exfiscal general de la Nación, Mario Iguarán, publicó este lunes un comunicado de prensa en defensa de su apoderado, el exárbitro Óscar Julián Ruíz, sobre las denuncias que realizó Fabián Reyes por un supuesto acceso carnal violento cuando él tenía 13 años.

“Reyes, convenientemente, decidió “denunciar” 14 años más tarde, después de concretarlo y planearlo con el señor Hárold Perilla, tal como él mismo lo indicó en entrevista al diario El Tiempo, lo cual muestra que lo único que busca Reyes, al igual que Perilla, es cabalgar malintencionadamente sobre el prestigio que mi representado ha construido honradamente durante décadas”, asegura el comunicado de Iguarán.

Además, dentro de los puntos que expone Iguarán en defensa de Ruíz, está la inconsistencia en las fechas que entregó Reyes a la Fiscalía, en las cuales el tal vez juez más importante de la historia del fútbol colombiano, no se encontraba en el país.

“Durante el mes de junio de 2005, en el cual según la tendenciosa denuncia de Reyes ocurrió uno de los hechos más relevantes, mi representado no se encontraba en Colombia; mucho menos en la ciudad de Villavicencio. De hecho, mi representado se encontraba adelantando labores profesionales en Holanda en el campeonato mundial sub 20 de fútbol, tal como demuestran los sellos de migración en su pasaporte, que se aportará a las instancias correspondientes junto con muchas otras evidencias que ya tenemos a disposición y que demuestran las incoherencias de este sujeto”, añade.

Finalmente, en este comunicado Iguarán aseguró que: “Notifico al entramado del señor Perilla, del cual hace parte el señor Reyes, que no lograrán su propósito desestabilizador mediante la manipulación de la información. Seguiré defendiendo el buen nombre y la honra de mi representado y pueden estar seguros de que adelantaré todas las acciones judiciales hasta llegar a exponer los verdaderos intereses ocultos detrás de esta “denuncia” malintencionada”.