Deportes

El sorpresivo rival del Real Madrid, contra el que podría volver James

El sorpresivo rival del Real Madrid, contra el que podría volver James

El club Unionistas de Salamanca nació del amor del hincha, pero también de la desilusión de ver morir al equipo que los hizo pensar en grande. Tiene apenas seis años de historia, pero le rinde homenaje a una pasión que nació en 1923. Ese será el rival del Real Madrid en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. En ese partido volvería a jugar con el club blanco el colombiano James Rodríguez.

Aunque este nuevo club le rinde un homenaje a la memoria del Unión Deportiva Salamanca, un club que incluso llegó a jugar en la primera división del fútbol español, legalmente no tiene nada que ver. Su última temporada en La Liga fue la de 1998-99, en la que descendió. En la nómina de ese club había un jugador con un reconocido paso por Colombia, el argentino Ricardo Lunari.

La Unión Deportiva Salamanca desapareció el 18 de junio de 2013 y, luego de varios intentos por subastar sus bienes, entre ellos el lote donde quedaba su estadio, finalmente se llegó a la instancia del remate de sus bienes.

Un empresario llamado Juan José Hidalgo adquirió por módicos 150 mil euros la marca, el escudo y la documentación histórica del club, con la intención de crear un nuevo equipo, El Salamanca Club de Fútbol. Pero ese tema no se ha resuelto jurídicamente.

Un par de meses después de la liquidación del club, el 26 de agosto de 2013, un grupo de aficionados de la Unión Deportiva Salamanca creó una nueva institución, con una base de hinchas que intentó salvar al equipo original, la Plataforma de Aficionados Unionistas.

La idea del club era armar una base con una cantera propia, por lo cual no entró inmediatamente en competencia, e incluso recibió en ese momento el apoyo de famosos como Vicente del Bosque, el técnico campeón mundial con España en 2010, quien se convirtió en socio del club. Del Bosque nació en Salamanca y comenzó su carrera como jugador en el club desaparecido.

Unionistas

Unionistas en su página de Facebook.

El club comenzó desde muy abajo. Se inscribió en la Federación de Castilla y León el 2 de septiembre de 2014 y comenzó a competir en el campeonato provincial, algo así como la sexta división. Y poco a poco fue subiendo hasta llegar a la Segunda B, en la práctica, la tercera categoría.

El sorteo que los llevó a enfrentar al Real Madrid en la Copa del Rey, luego de eliminar al Atlético Baleares y al Deportivo de La Coruña, fue festejado con mucho ruido por los integrantes del plantel.

Fue tan grande la alegría, que uno de los jugadores, en un directo de la televisión española tras conocerse el rival, dijo sin ninguna pena: "Zidane ahora mismo está cagado de miedo".

Zidane ahora mismo está cagado de miedo


Hay un dato que no es menor: no perdió ni un solo partido como local entre 2014 y 2018. Fueron 59 partidos. El propio club publicó en Twitter que, de 102 partidos oficiales en casa, solamente perdió 11.

Y para completar, un hecho que le agrega dramatismo al duelo: el estadio Ciudad de Salamanca, mejor conocido como ‘Las Pistas’, amaneció cubierto de nieve este martes.

El partido contra el equipo más ganador de la Copa de Europa despertó una simpatía por el Unionistas, e incluso alguna casa de apuestas hizo una oferta para poner su nombre en la camiseta para este partido.

El ofrecimiento fue rechazado de tajo: el manejo del club, en el que se respeta la voluntad popular de los hinchas (“Un hincha, un voto”, es el lema), hizo que por votación se descartara cualquier ofrecimiento de ese tipo. En su camiseta, hace años, lleva el nombre de Auto Salamanca, un concesionario Renault.

Real Madrid publicó en sus redes sociales un video celebrando su regreso a Salamanca después de 21 años. Fue la mejor promoción para un club que sueña con dar un gran golpe, así todas las apuestas estén en su contra.


Quieren apelar al recuerdo del Alcorcón, que en 2009 eliminó al Real Madrid con un lacónico 4-0. Ese club, que también estaba en Segunda B por entonces, ascendió a segunda división en 2010 y ha coqueteado por un cupo a primera. A eso aspira el Unionistas de Salamanca: a seguir creciendo y llegar al lugar que alguna vez ocupó el club que lo inspiró.