Deportes

El mejor Teo le dio vida a Junior y puso a sufrir a Nacional

El mejor Teo le dio vida a Junior y puso a sufrir a Nacional

No, ante una delantera que comande Teófilo Gutiérrez no te puedes equivocar. Y fue precisamente lo que le sucedió a Nacional en el partido de la cuarta jornada de los cuadrangulares semifinales de la Liga 2019-II. Con goles de Teo y jugando en el estadio Metropolitano, Junior derrotó 2 por 0 al conjunto antioqueño y con el triunfo se ubica ahora en el primer lugar del grupo A, con 7 puntos.

Una vez más Teo dio una clase exquisita de fútbol. El crack barranquillero tuvo otra noche mágica y, además de sus pases certeros, de dejar mal parados a sus marcadores, fue el eje sobre el que giró todo el juego de Junior que, a 2 fechas de conocerse los finalistas del campeonato, sacó ventaja sobre uno de los llamados a disputar el título.

Todo Nacional padeció al de la camiseta 29 de Junior. Pero fueron el capitán ‘Verdolaga’ Alexis Henríquez y Daniel Bocanegra los que más lo sufrieron. Dos errores en la zaga, dos rechazos mal efectuados, dos acciones en las que estuvo atento el barranquillero y dos goles. Ese fue el resumen de la primera parte y del juego.

La noche no estuvo para Nacional y toda fue de Junior. Desde el primer pitazo de Nicolás Gallo, el equipo que dirige Julio Comesaña se fue encima del rival. Y el aviso de la ofensiva local lo dieron Edwuin Cetré y Víctor Cantillo, a los 4 minutos, en una asociación que terminó con un remate que apenas salió desviado por el poste vertical derecho del arco defendido por José Fernando Cuadrado.

Nacional respondió tibiamente con un remate de Pablo Ceppelini, acción que salvó Sebastián Viera al tiro de esquina y que, al final, fue el único intento de los paisas ante el arco juniorista, durante la primera etapa.

Como en el juego del fin de semana en Medellín, Junior se fue rápido arriba en el marcador. A los 9 minutos Teófilo hizo explotar a los 32.000 espectadores que abarrotaron el estadio Metropolitano.

La jugada la gestó el mismo Teo. Con un pase por dentro habilitó a Luis ‘El Chino’ Sandoval, quien centró al corazón del área, Henríquez intentó despejar, pero la acción fue más un pase gol a Teófilo que, sin pensarlo, punteó el balón para poner el 1 por 0.

Junior no le dio chance de reaccionar a Nacional. Se hizo dueño del campo, presionó la salida del equipo de Juan Carlos Osorio, recuperó arriba el balón y de manera progresiva se fue acercando al segundo gol, hasta que lo logró.

Y la firma la puso el mismo autor del primer tanto. Y fue otra vez producto de un remate de ‘El Chino’ Sandoval.
Junior cobro un tiro de esquina desde el sector suroccidental, Sandoval remató al arco, se atravesó Bocanegra, el balón lo golpeó en un intento por rechazar y le llegó a los pies de Teófilo que con apenas tocarlo, lo mandó a dormir al arco de Cuadrado. 2 por 0 para el equipo que mandó durante todo el juego ante un desdibujado Nacional que, si bien se sacudió por momentos del dominio rojiblanco, fue muy pobre en ideas y mucho más en las acciones ofensivas.

Cuadrado lo salvó de la goleada

El primer tiempo pudo haber terminado en goleada a favor de Junior, pero el arquero José Fernando Cuadrado salvó a Nacional de la debacle. Primero evitó el tercero en un remate endemoniado de Sandoval y, luego, en el cobro de una pena máxima del mismo jugador, que atajó espectacularmente.

Osorio realizó dos variantes con el objetivo de hacer fuerte a su equipo en la marca y de buscar algo de genialidad en el medio. Quiso evitar que Junior les siguiera pasando por encima, pero si bien con Baldomero Perlaza y Jarlan Barrera conservó un poco más el balón, lo cierto es que Junior no tuvo problemas para manejar el resultado y Viera apenas sí tuvo algo de protagonismo.

El juego de Nacional fue descifrable, mientras que el de Junior fue el de un equipo claro, seguro, certero, avasallador y solo fue por responsabilidad de Cuadrado que la ventaja en el marcador no demostró lo que realmente pasó en el campo del ‘Metro’.

Junior, que trastabilló en la jornada inicial de las semifinales, tomó vida luego de los 4 puntos que ganó en su travesía como visitante y que refrendó con la victoria sobre Nacional que, con este resultado, quedó herido de muerte.

Gracias a la magia de Teo, Junior vuelve a sonreir y la estrella de diciembre parece asomarse en el firmamento. Del equipo depende.

Sandra Rocío Gómez Manrique

Barranquilla