Deportes

Declara el enfermero de Maradona y le da un giro a la investigación

Declara el enfermero de Maradona y le da un giro a la investigación

La muerte de Diego Maradona sigue siendo objeto de investigación, y nuevos detalles se han conocido durante las indagatorias. La más recientes es la de uno de los dos enfermeros de Diego, que reveló que se percató de que el exfutbolista tenía signos vitales cuando él se marchó, hacia las 6:30 de la mañana. Hasta ahora se había dicho que la última persona que lo vio con vida fue el sobrino, en la noche del martes.    

(Le puede interesar: Con dolor y llanto, el fútbol le dijo ‘ad10s’ a Diego Maradona)

Fuentes judiciales han confirmado al diario argentino Clarín que el enfermero, llamado Ricardo,  dijo a la fiscalía que su turno terminaba a las 6:30 horas del miércoles y que en el momento de marcharse comprobó el estado de Maradona. Aseguró que este mostraba signos vitales.

"Antes de dejar mi turno a las 6.30 de la mañana entré a la habitación y Maradona estaba vivo. Lo controlé. Estaba descansando y respirando”, fue parte de la declaración que trascendió en los medios. 

Ricardo fue relevado por una enfermera llamada Gisela, que había de acompañar a Maradona hasta las 12 de la mañana.

(Lea además: Los detalles de los últimos momentos de vida de Maradona)

Hasta el momento, lo que se conocía es que fue Johny Espósito, el sobrino de Diego, la última persona que lo vio con vida, en la noche del martes. Y que a las 11.30 del miércoles su psiquiatra y psicóloga lo habían encontrado sin vida. 

El propio abogado y manager de Diego denunció que nadie había asistido a Maradona en un lapso de 12 horas, versión que ahora cotejan las autoridades con este nuevo testimonio que daría un giro en la investigación.

Según Infobae, el fiscal del caso tiene indicios de que incluso hubo otra persona que entró a la habitación de Maradona antes de las 11.30 y lo encontró con vida.  

La fiscalía mantiene abiertas dos causas criminales en torno a la muerte de Diego Maradona.

Según pudo averiguar LA NACION, medio que hace parte del Grupo GDA, el primer médico que lo vio fue un vecino del barrio San Andrés. Y enseguida, el médico de la empresa de emergencias, que desplegó los procedimientos de rutina sobre el cuerpo del astro de 60 años, que no reaccionaba.

Acto seguido, preguntó: "¿Y ahora, qué hago con esto, cómo sigo?". Recibe la indicación desde la base e Inicia el procedimiento indicado: aviso a la policía y a la fiscalía. Minutos más tarde, es la fiscal de Benavídez, Laura Capra, la que se contacta con Claudia Villafañe y con sus hijas, Dalma y Gianinna, y les explica que se hará una autopsia. "¿Por qué?", pregunta Claudia. "Porque se murió solo y hay que saber por qué murió". La respuesta conformó a Claudia, que dio el OK.

La información obtenida es que cuando le tomaron la temperatura, el cuerpo estaba en menos de 35 grados. Eso significa que Diego habría fallecido entre las 6 y las 7 de la mañana, mientras dormía. Vale recordar que cuando habló con la prensa antes de iniciar el traslado del cuerpo, el fiscal Broyad estableció la hora de la muerte cerca de las 12 del mediodía y agregó que "no se advirtió ningún signo de criminalidad" en el lugar. Por la noche, el informe de la autopsia entregó datos más precisos.