Deportes

Catar puso a sufrir a los hinchas manizaleños

Catar puso a sufrir a los hinchas manizaleños
Decenas de aficionados vieron el partido en una pantalla gigante en el Mall Plaza. Al final celebraron. Júbilo.

Oscar Giraldo

MANIZALES

El cronómetro marcaba el minuto 86, la ansiedad se apoderó de todos, el triunfo se alejaba, pero apareció la zurda mágica de James Rodríguez, que le puso la pelota a Duván Zapata y la plazoleta de comidas de Mall Plaza estalló de emoción.

Las cornetas, silbidos y aplausos se convirtieron en un sonido ensordecedor; todos buscaron a alguien para abrazar y festejar. No era para menos, la Selección Colombia clasificó a cuartos de final de la Copa América gracias al gol que parecía cada vez más remoto.

Los aficionados, que se concentraron al frente de la pantalla gigante, llegaron con sus mejores pintas: sombreros, disfraces y camisetas tricolor. Nunca dejaron de aplaudir al equipo que no encontraba la mejor opción de abrir el marcador, le daban ánimo a la distancia.

Catar se escondió bajo su arco en el primer tiempo, en el segundo aprovechó el esfuerzo físico de los colombianos para intentar anotar y llegó con peligro. Los lamentos de los hinchas manizaleños aparecieron, gritaban ante la posibilidad de un gol rival, pero la defensa y David Ospina lo evitaron.

Colombia no encontraba espacios, pero nunca bajó los brazos. Hasta que llegaron la genialidad de James y el gol de Zapata. Luego, Catar se arriesgó e intentó un empate, los hinchas suspiraron y rogaron por el triunfo, los cafeteros también encontraron opción de meter el segundo y respirar, pero no hubo definición.

Al final, el 1-0 fue suficiente. Todos aplaudieron y brincaron tras el pitazo final y se ilusionan con ver a la Selección campeona.

El VAR también emociona

Hubo jugadas discutidas que resolvió el VAR. En una de esas, los hinchas alcanzaron a ilusionarse con una pena máxima que no se validó.

El desespero reinó ante la falta del gol.