Deportes

Bogotá fue una fiesta: Cabal y Farah vencieron a los Bryan

Bogotá fue una fiesta: Cabal y Farah vencieron a los Bryan

El ambiente era perfecto. Los 4.800 asistentes disfrutaron de los mejores golpes, agilidad y talento de los mejores del escalafón actual, Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, y los mejores de la historia. los estadounidenses Bob y Mike Bryan. Ninguna pareja se ahorró nada.

El primer set tuvo varios momentos que sacaron sonrisas y se llevaron los aplausos. Farah siempre estuvo hablando con el público a sus espaldas. Les decía que cuidado les pegaba una bola y les hacía la narración de cada punto. Por su parte, Cabal cada vez que escuchaba su nombre agitaba su raqueta y les pedía apoyar más y más.

Pero no solo fue público colombiano. También la banda estadounidense acompañó y coreaba "¡USA, USA, USA!". Los Bryan al escuchar el nombre de su país no pudieron alejarse del espectáculo. Levantaron el dedo índice de sus manos derecho y gritaban "number one, number one".


Y así fue como bromearon con el público y demostraron que de amistoso no tenía nada el encuentro. Slice contra slice, smash contra bolea, pique contra drive. Eso sí, los hermanos Bryan se llevaron la primera manga con un 6-3. La altura pareció no afectarlos.

La segunda manda comenzó a verse un apoyo más grande para los colombianos. Farah buscaba como fuera ganar que estaba bromeaba saltarse la malla como un atleta de 100 metros vallas.

En medio del clima festivo, los Bryan le reclamaban a los jueces que las pelotas salían y les lanzaban pañuelos en tono de protesta y las risas se escuchaban en todo el recinto.

Con el "Colombia, Colombia... Cabal, Cabal... Farah, Farah", la mejor pareja del planeta se llevó el segundo set por 7-5 y la gente festejaba verlos unos minutos más.


El final del encuentro tenía guardada la sorpresa para los pequeños, para esos niños que sueñan con ser tenistas como Cabal o Farah y que sueñan darle la vuelta al mundo con sus mejores voleas.

Farah disfrutó de un momento emotivo con pequeños que intentaron hacerle partido y sonrieron hasta el final con poder pelotear con su ídolo.

El final fue anecdótico. Fue un 6-3 para los colombianos en un tercer set que todo el mundo disfrutó a grito herido y que pone fin a una fantástica temporada para los colombianos.

Felipe Villamizar M.
Redactor de
@FelipeVilla4