Deportes

Barcelona goleó al Osasuna en un nuevo homenaje a Maradona

Barcelona goleó al Osasuna en un nuevo homenaje a Maradona

El Barcelona goleó a Osasuna (4-0) el día que el Camp Nou, vacío por la pandemia un partido más, rindió homenaje a Diego Armando Maradona, representado en el palco por la elástica con el '10' a la espalda que lució en su etapa azulgrana.

En el tributo a Diego, el día en el que también se celebraba el 121 aniversario del club, Leo Messi, su heredero, logró dedicarle el gol que cerró la cuenta del Barça: un zurdazo, tras una conducción marca de la casa que hizo inútil la estirada de Sergio Herrera.

Le puede interesar: (El esperado y hermoso homenaje de Messi a Maradona).

Un tanto que la 'Pulga' dedicó al 'Pelusa', sacándose la elástica azulgrana para descubrir la rojinegra del Newell's Old Boys con el '10' que Maradona lució durante una temporada, mientras extendía ambos brazos y alzaba la mirada hacia el cielo.

El capitán del Barcelona ya estuvo a punto de homenajear a Maradona en el 1-0, cuando Herrera rechazó un doble disparo de Coutinho y Braithwaite que Messi casi remata con una mano en boca de gol, emulando la famosa 'mano de Dios' de México 86.

Sin embargo, el crack rosarino no alcanzó a contactar el esférico y el tanto acabó siendo de Braithwaite, en racha tras anotar tres goles en los últimos dos partidos.

En el tributo de Messi a Diego Armando Maradona, se coló este domingo Antoine Griezmann, quien jugó uno de sus mejores partidos desde que fichó por el Barça. A los doce minutos, superó a Herrera para regalar un gol cantado a Coutinho, pero el remate del brasileño lo sacó Unai García en línea de gol.

También lea: (¡Terrible accidente en la F1! El carro de Grosjean terminó en llamas).

Griezmann, en estado de gracia, volvió a la carga poco después y cruzó un balón con la zurda que obligó a intervenir al meta visitante. Y, en la jugada siguiente, Coutinho devolvió la asistencia al francés, pero este no encontró, por poco, la portería del equipo rojillo.

El partido empezó entretenido. Arrasate perdió a Jony por lesión a los 20 minutos y se vio obligado a dar entrada a Juan Cruz, y Budimir, al que siempre se le ha dado bien el Camp Nou, cazó un balón en el área con una volea que se marchó por encima del larguero de la portería de Ter Stegen.

El Barça se adelantó justo antes de la media hora con un tanto de Braihtwaite y pudo marcar alguno más. Osasuna, pese a jugar con cinco defensas, dio demasiadas facilidades atrás, pero también atacó con cierto desparpajo la portería de Ter Stegen.

Además: (Su arte, universal para siempre... (Opinión)).

En uno de esos intentos, Mateu Lahoz anuló un gol de Budimir por fuera de juego previo de Oier y, en el otro área, Griezmman canalizó toda su frustración de las últimas semanas con una volea estratosférica tras un rechace de la zaga del conjunto navarro para hacer el 2-0 poco antes del descanso.

Koeman sentó a Pedri y dio entrada a Sergio Busquets al descanso para recuperar el doble pivote clásico, pero Osasuna empezó mejor el segundo acto. Rubén García y Roncaglia pusieron a prueba a Ter Stegen desde fuera del área y Budimir remató en plancha ligeramente desviado a la salida de un córner.

Pero apareció de nuevo Griezmann para robar un balón en la zona de tres cuartos y asistir a Coutinho que, esta vez sí, remató a placer para hacer el tercero. Quedaba media hora para el final del choque y ambos entrenadores empezaron a mover el banquillo pensando en los próximos compromisos.

El partido estaba ya finiquitado. Pero el técnico del Barcelona se vio obligado a sustituir también a Lenglet poco después.

El francés se torció el tobillo en una acción fortuita con Rubén García y se convirtió en el cuarto central de la plantilla lesionado. Roberto Torres estrelló un balón en el larguero y el árbitro anuló un gol de Dembélé por fuera de juego de Trincao, antes de que Messi cerrara la tarde con un gran gol para homenajear a Diego.