Deportes

Así recuerda Willington Ortiz a Gabriel Ochoa Uribe

Así recuerda Willington Ortiz a Gabriel Ochoa Uribe

Willington Ortiz es una voz autorizada para hablar del médico Gabriel Ochoa Uribe, el técnico que lo potenció y cambió su posición en la cancha, lo que significó en su carrera, para que fuera el temido delantero que conoció toda Suramérica.

Ortiz Palacios apenas contaba 19 años de edad cuando llegó al elenco ‘embajador’, llevado por Jaime ‘el Loco’ Arroyave. Justo cuando el entrenador era el galeno antioqueño. En la institución pudo mostrar todas sus condiciones al lado de jugadores brillantes como Alejandro Brand, Jaime Morón, Miguel Ángel Converti y Daniel Onega, entre otros.

(Lea también: Perfil: Gabriel Ochoa Uribe, un técnico ganador y revolucionario)

Willington, en diálogo con Futbolred, señaló que Ochoa Uribe “era un sabio, un genio. Una persona que sabía dónde le podía sacar provecho al jugador, lo preparaba físicamente bien para ponerlo a competir igual o mejor que los rivales, le mostraba cuál era la fortaleza y la debilidad de los jugadores que uno iba a enfrentar, el hacía todo. Era un genio”.

Sobre lo que el médico le potenció en el ‘Ballet Azul, afirma “cuando yo llegué a Millonarios jugaba de número 10, no jugaba por los costados. Allí estaba Alejandro Brand, que había salido en el 69 y era un excelente jugador. Llegué yo con posibilidades de pelear una posición con Brand y él vio que teníamos que jugar los dos, pero analizando quién tenía que estar por un costado, un dúo de buenos jugadores, que le dieron buenos resultados, y a la postre quedó campeón”.

Más que considerarlo un entrenador defensivo, como dicen muchos, el ‘Viejo Willi’ cree que, al contrario, fue un adelantado: “Él en los años 70 hacía lo que vemos ahora, actualmente el que juega por un costado para que no se vaya al ataque. Al que dejaba libre era al centrodelantero, pero los que jugaban por el costado tenían que venir con el marcador de punta para que el tipo no hiciera tanto daño”.

(Lea también: Nairo anuncia que no se va a quedar quieto en L'Ain)

De igual manera, pondera sus cualidades de formador, especialmente en la época en que estuvieron en el América de Cali: “Si usted suma todos los jugadores que sacó en esos años América y el médico Ochoa son una gran cantidad, impresionante”.

También habló de las enseñanzas que le quedaron de él: “El médico Ochoa no solo pensaba en uno como jugador de fútbol sino que lo pensaba como un profesional del fútbol, como un ser integral, o sea, le explicaba cómo cuidar su dinero, al que quería estudiar le ayudaba y le decía que hiciera una carrera paralela a lo que estaba haciendo futbolísticamente, lo orientaba para que invirtiera su dinero lo mejor posible. Era un entrenador integral, hacía que sus deportistas estuvieran bien y no tuvieran tantos problemas para que su rendimiento fuera mejor”.

(Le puede interesar: De la mano de Messi, Barcelona sigue camino en la Liga de Campeones)

El ex delantero tumaqueño está acongojado, pero quiere tramitar un permiso ante la Policía de Carreteras para poder viajar en su automóvil a Cali y acompañar a la familia del médico Gabriel Ochoa Uribe, al que consideró su segundo padre.

Marco Antonio Garcés
Corresponsal Futbolred Cali
En twitter: @marquitosgarces

Más noticias de Deportes