Deportes

Análisis: un James no tan brillante, pero igual de importante

Análisis: un James no tan brillante, pero igual de importante

Aunque la Premier League derrocha emociones, no todos los partidos dan para la pirotecnia. A veces hay que apelar a ser prácticos, a tratar de contrarrestar lo que propone el rival y con eso puede alcanzar para sacar el resultado. Y así sucedió con un Everton que sigue prendido en el primer lugar de la Liga, con un James Rodríguez no tan destacado como en los juegos anteriores, pero sí con toques de su clase en momentos determinantes del encuentro.

No resultó nada fácil la visita al Crystal Palace para el equipo que dirige Carlo Ancelotti. Desde el punto de vista de los números, el tema es inapelable: tres partidos, tres victorias, a la espera de lo que pase este domingo con Leicester City, que visita a Manchester City, y el lunes, en el partidazo entre Liverpool y Arsenal. La cuenta de goles anotados sube a ocho y los recibidos quedan en tres.

(Lea también: ¡Las redes, encendidas! Las críticas a Zidane por el momento de James)

Hay que retroceder 26 temporadas para encontrar a un Everton ganando los tres primeros partidos de la temporada en la Premier League. Y además hay que ir 82 años atrás para encontrar cinco triunfos consecutivos del equipo en partidos oficiales (se cuentan las dos victorias de la Copa de la Liga). En 1938 obtuvo seis al hilo.

Pero Ancelotti sí tendrá que revisar algunos temas. Como, por ejemplo, el filtro en la mitad de la cancha, que con un rival distinto al Crystal Palace podría traerle problemas mayores, y la forma como está marcando en los cobros de costado y en los tiros de esquina, un sistema zonal que no siempre es efectivo, y menos en un fútbol como el inglés, tan afecto a levantar la pelota buscando cabezas que hagan daño.
El empate parcial de Crystal Palace, anotado por el senegalés Cheikhou Kouyaté, partió de un error de concentración: dos jugadores lo rodeaban y ninguno fue a buscarlo.

“El espíritu del equipo fue fantástico, pero tenemos que seguir intentando mejorar donde tenemos que estar concentrados allí. Estoy muy contento de lo que hemos hecho en este primer período de la temporada”, declaró Ancelotti al final del juego.

¿Cómo le fue a James? Hizo un partido correctísimo, mas no tan brillante como el de ocho días atrás contra West Bromwich. Sin embargo, su talento apareció en las dos jugadas que determinaron los goles de su equipo.

El primer gol nació de una genialidad suya: toque de derecha y de primera al fondo para Seamus Coleman, quien luego la envió al centro del arco para que Dominic Calvert-Lewin consiga su quinto gol de la temporada y se ratifique como goleador de la Premier League.

(Le puede interesar: Otro buen partido de James: sus estadísticas contra Crystal Palace)

El segundo gol fue de penalti, marcado por el brasileño Richarlison. Pero la jugada que termina en el castigo máximo nace de un pelotazo preciso de James, que encontró receptor en el área del Crystal Palace: Lucas Digne la bajó de cabeza y el zaguero Joel Ward la tocó con la mano abierta. VAR mediante, ahí encontró el Everton el gol que al final le dio la victoria.

James partió desde la derecha, siempre buscando la jugada hacia el centro para enfilarse hacia la portería o buscar un pase largo y preciso. Y en ese aspecto tuvo una actuación muy destacada: de 46 pases, 41 llegaron a su destino. Y muchas veces jugando a un solo toque, para tratar de sacarle provecho a su talento y compensar así algo que es innegable: James no es tan rápido.

A partir de ese momento, y en especial en la segunda etapa, hasta que dejó el campo en el minuto 85, reemplazado por el nigeriano Alex Iwobi, James hizo un trabajo de sacrificio, cuando a su equipo le costaba recuperar la pelota. La entrada de Gylfi Sigurdsson le ayudó también para controlar el partido. Ancelotti se lo reconoció al final del juego:

Lo que hicieron James, Calvert-Lewin y Richarilson fue fantástico, trabajaron mucho y lo ayudaron a defender también.


(Además: ¡Arde Barcelona! Koeman se siente señalado y culpa a la directiva)

En su cuenta oficial de Twitter, Everton hizo una encuesta sobre quién fue la figura de la cancha y James fue el elegido: votaron 12.066 personas y el colombiano obtuvo el 56 por ciento de los votos. El segundo, el brasileño Allan, quedó con el 15,1 por ciento.

Yerry Mina también tuvo un partido correcto, sin grandes errores y con un par de intenciones ofensivas que no tuvieron éxito, pero el zaguero también se ha visto beneficiado por la confianza de Ancelotti en esta nueva temporada.

Everton quiere seguir soñando. El miércoles jugará contra West Ham en la Copa de la Liga y el sábado, en la Premier, recibirá al Brighton. Y después de la fecha Fifa de octubre, el 17, tendrá su primer gran reto de la temporada, el clásico contra el actual campeón, Liverpool. Ahí se sabrá para qué está hecho este equipo.

José Orlando Ascencio
Subeditor de Deportes
@josasc

Más noticias de Deportes

- Reviva aquí la victoria del Tolima sobre el América

Vea el primer gol de Luis Díaz en la temporada con Porto

Sufriendo y con polémica, Real Madrid derrotó 2-3 al Betis