Cultura

Profesora pidió tarea de arte y alumno humilde la conmovió con su obra

Profesora pidió tarea de arte y alumno humilde la conmovió con su obra

Luciano, de 11 años, es uno de los millones de niños que actualmente están teniendo sus clases de manera virtual debido al aislamiento obligatorio impuesto en varios países para evitar la propagación del nuevo coronavirus, el cual ya deja más de 3 millones 800 mil infectados y 271 mil muertos en todo el mundo.

Recientemente, Luciano, quien vive en el asentamiento argentino de Agrelo, Luján de Cuyo, en Mendoza, se volvió viral por la humilde obra con la que conmovió a su profesora de artes plásticas. Según Infobae, la tarea que le asignó la maestra a él y a sus otros 34 compañeros de sexto año de la Escuela General Espejo fue “hacer una obra con lo que tengas en tu casa”.

(Le sugerimos: Profesora dejó el micrófono prendido y les dijo ‘burros’ a sus alumnos)

Debido a las paupérrimas condiciones en las que viven los habitantes de Agrelo, en Argentina, las tareas durante la cuarentena llegan por mensajes de WhatsApp al no haber conexión a internet. “Los primeros días la comunicación con los padres se complicó porque no todos cuentan con datos en sus teléfonos, así que hubo que tener paciencia y ponerse creativos”, detalló a Infobae, Claudia Arabena, la maestra de artes plásticas encargada de dirigir las clases.

Luciano no contaba con conexión a Internet ni computadora, cartulinas, colores ni demás materiales necesarios para realizar su tarea, sin embargo, no se quedó de brazos cruzados y decidió ingeniárselas con los recursos que encontraba en su hogar.

Junto con su hermano menor de cuatro años salió al patio de su casa y usó su imaginación para crear una obra de arte con la arena, el barro, los ladrillos y algunas ramitas sueltas que encontró en el piso.

(Lea también: Conmovedor llanto de un abuelo al conocer a su bisnieto en cuarentena)

Usó tierra, mezclada con agua, para delimitar el cuerpo del animal, unos palitos para hacer las garras y los dientes, el color salió del polvo de ladrillo que sirvió para las espinas del lomo

Con estos materiales y mucha creatividad realizó un enorme dinosaurio. Usó tierra, mezclada con agua, para delimitar el cuerpo del animal, unos palitos para hacer las garras y los dientes, el color salió del polvo de ladrillo que sirvió para las espinas del lomo. Con los palitos restantes escribió su sobrenombre en mayúscula.

Sus padres tomaron la foto y se la enviaron a la profesora. “Envío cada quince días las tareas, y luego hago una devolución de cada trabajo. Cuando vi la imagen quedé impactada, es una obra que representa muy bien el arte efímero. Lo compartí con mis colegas, y la sensación fue la misma", afirmó la profesora.

(Le puede interesar: Escuela digital busca llevar la literatura a los adultos mayores)

Estas familias se han esforzado para que sus hijos sigan educándose mediante las aulas virtuales, aunque no sea nada fácil durante una pandemia y sin recursos digitales. “Quiero rescatar el trabajo de los chicos que, a pesar del entorno, tienen ganas de seguir adelante. Eso valoriza mucho más su obra. Las mamás le ponen mucha garra: acompañan, cargan crédito en los teléfonos para enviar las tareas”, dijo a Infobae Arabena conmovida.

En Colombia hay cerca de 7 millones 300 mil estudiantes de colegios públicos que están teniendo clases virtuales por la cuarentena que rige en el país desde el 24 de marzo. Uno de los mayores retos en esta situación es que muchos niños, niñas y adolescentes no cuentan conectividad para continuar con sus estudios.

TENDENCIAS