Cultura

Príncipe Andrés: 'La estadía en casa de Epstein fue algo incorrecto'

Príncipe Andrés: 'La estadía en casa de Epstein fue algo incorrecto'

El príncipe Andrés, duque de York, reconoció "haber decepcionado" al quedarse en casa del convicto por delito sexual Jeffrey Epstein, añadiendo que "fue algo incorrecto".

El príncipe dijo, además, que dicha estadía no había sido "representativa de un miembro de la Familia Real".

El príncipe fue entrevistado el pasado jueves en el Palacio de Buckingham por la periodista de la BBC Emily Maitlis en el programa Newsnight.

Las respuestas del príncipe son parte de un extracto de la entrevista, que se emitirá completa en la BBC en la noche del sábado.

El príncipe Andrés, el tercer hijo de la reina Isabel II, ha sido cuestionado en los últimos meses por sus vínculos con Epstein, el financiero norteamericano de 66 años que se suicidó mientras esperaba ser juzgado por delitos de tráficos sexual.

En 2010, el príncipe fue fotografiado mientras caminaba con Epstein en el Central Park de Nueva York. Esto sucedió dos años después de la primera condena a Epstein por ofrecer una menor para prostitución.

Unas imágenes publicadas por el tabloide inglés The Mail on Sunday mostraban al príncipe en la mansión de Epstein en Manhattan durante ese periodo.

Cuando habló sobre su decisión de quedarse en casa de Epstein después de su primera sentencia, el príncipe Andrés reconoció que esa era la cuestión por la que "pataleaba a diario porque no fue representativa de un miembro de la Familia Real".

"Tratamos de mantener los estándares y prácticas más altos y causé una decepción, tan simple como eso", añadió.

Al preguntarle sobre su decisión de quedarse en la casa del convicto, el príncipe dijo que "era un lugar cómodo para quedarse" y que "le ha dado muchas vueltas en su mente".

"Al final del día, con el beneficio de toda la retrospectiva que uno puede tener, definitivamente fue algo incorrecto", añadió.

"Pero en aquel momento pensé que era honorable y lo correcto. Admito que mi juicio entonces estaba marcado por mi tendencia a ser demasiado honorable, pero así sucedieron las cosas", dijo el príncipe Andrés.

En 2015, el príncipe Andrés fue mencionado en unos documentos de corte que formaban parte de un proceso civil estadounidense en contra de Epstein.

Una de las acusadoras de Epstein, Virginia Roberts, quien ahora se llama Virginia Giuffre, decía que fue forzada a tener sexo con el príncipe en tres ocasiones entre 1999, cuando tenía 17 años, y 2002. Dichos hechos se produjeron en Londres, Nueva York y una isla privada del Caribe propiedad de Epstein.

En aquel momento, y de acuerdo a las leyes del Estado de Florida, la acusadora era menor de edad.

En la entrevista con la BBC, la periodista Emily Maitlis preguntó al príncipe sobre los reclamos de Giuffre, quien dijo que en 2001 había cenado con él, luego bailado en un club nocturno y finalmente tenido sexo en la casa de un amigo del príncipe en el barrio de Belgravia, en el centro de Londres.

A la pregunta, el príncipe respondió "no recordar haber conocido a esa dama".

Cuando se le preguntó nuevamente sobre si conocía a Giuffree, el príncipe volvió a negarlo.

¿Qué viene ahora?

Análisis de Jonny Dymond, corresponsal de la Casa Real para la BBC.

Por supuesto, se avecina mucho más sobre el caso. De momento, solo tenemos dos extractos de una entrevista que duró una hora.

Pero en la gran pregunta al príncipe sobre la alegación de que tuvo sexo con Virginia Giuffree, cuando esta tenía 17 años, la negación categórica que algunos esperaban no ocurrió.

En cambio, lo que dijo Andrés fue "que no recordaba haber conocido" a la acusadora. Algo que resulta extraño debido a que, durante años, la Casa Real ha emitido una negación directa a cualquier relación o contacto sexual del príncipe con Giuffre.

Ahora, lo que dice el príncipe Andrés es que simplemente no lo recuerda.

Habrá que ver si se le cuestiona con la foto en que se le ve con su brazo alrededor de la cintura de la acusadora.

Por otra parte, cuestionado sobre su estadía en casa de Epstein, después de su sentencia sobre delitos sexual de menores, se puede decir, debido a su respuesta, que está terriblemente avergonzado sobre los hechos. Afirmó haber causado una decepción.

"Categóricamente falso"

Los detalles de las acusaciones de Giuffre contra el príncipe fueron retirados oficialmente de los registros de la corte cuando un juez dictaminó que no eran necesarios para el caso.

Por separado, una mujer llamada Johanna Sjoberg alegó que el príncipe le había tocado los senos mientras estaban sentados en un sofá en el apartamento de Epstein en Manhattan en 2001, de acuerdo a unos documentos sobre un caso de difamación.

El Palacio de Buckingham ha negado contundentemente todas las acusaciones contra el príncipe.

Y la ex esposa del príncipe Andrew, Sarah Ferguson, escribió el viernes que el príncipe era un "verdadero caballero y es estoicamente firme no solo en su deber sino también en su amabilidad".

En 2015, el Palacio Real lanzó un comunicado en el que decían que cualquier sugerencia de comportamiento "inapropiado con menores" del príncipe era "categóricamente falso".

El príncipe conoció a Epstein en 1999 y, desde entonces, se encontraron en varias ocasiones.

En 2005, los padres de una niña de 14 años dijeron a la policía de Florida que Epstein había abusado de la menor en su casa en Palm Beach.

La fiscalía alcanzó un acuerdo con Epstein en 2008, lo cual le permitió eludir cargos federales.

En su lugar, fue condenado a 18 meses de prisión, durante los cuales se le permitía acudir a su trabajo durante 12 horas al día, seis días a la semana. 13 meses después, fue puesto en libertad provisional.

En un comunicado del Palacio de Buckingham en agosto, el príncipe dijo sentirse "horrorizado" por las demandas de abuso sexual que vinculaban a su antiguo amigo.

El documento añadió que "su alteza real deplora la explotación de cualquier ser humano".

Debatiendo sobre cómo se consiguió esta entrevista, la periodista Emily Maitlis dijo el viernes que las conversaciones con el Palacio se llevaban efectuando "varios meses" y que se habían intensificado después de la muerte de Epstein.

Maitlis explicó que el príncipe necesitaba la aprobación de la reina y que esto se produjo "tarde durante el lunes o muy temprano el martes".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=r-a-BXQAkJY

https://www.youtube.com/watch?v=vBgTbUZ59J0

https://www.youtube.com/watch?v=Apaj3Vm02iM