Cultura

Padres enterraron a recién nacida pensando que estaba muerta

Padres enterraron a recién nacida pensando que estaba muerta

El mayor riesgo que sienten las embarazadas es que sus bebés tengan que interrumpir su proceso de formación en el vientre y estén expuestos a contraer diversas enfermedades.

Una lamentable situación ocurrió en India cuando una mujer que tuvo que dar a luz con no más 24 semanas de embarazo, su bebé nació pesando 850 gramos, menos de un kilogramo.

Esto le ocurrió a Manju Minama, una joven de 20 años que fue hospitalizada el pasado viernes 22 de mayo en el centro de salud comunitario de Garbada, ciudad de India. Tuvo complicaciones y dolores fuertes mientras estaba en su casa.

El doctor Mehta, quien recibió a esta mujer, le afirmó al portal de noticias ‘The Indian Express’, que Manju era anémica e hipertensa. A raíz de sus complicaciones, tuvieron que internevenir su embarazo.

Teníamos miedo. Se veía sin vida en nuestras manos. Los médicos nos pidieron que la lleváramos al hospital privado, pero ella no se estaba moviendo. Pensamos que la habíamos perdido

El doctor confirmó al medio de comunicación que, debido al peso de la bebé, era considerada aún como un feto. El centro medico le recomendó a la familia llevar a otro hospital a la niña para que fuera intervenida en mejores condiciones.

(Lea también: Joven recorrió miles de km para salvar a su papá y reunir a su familia).

Así lo hizo Manju junto con su esposo, Hitesh Minama de 22. Cuando iban de camino al otro hospital, la pareja se dio cuenta que la bebé se había quedado quieta, ni siquiera su respiración se sentía. Creyendo que había muerto, se detuvieron en un pastal, cerca a un estanque, y decidieron enterarla en ese lugar.

“Teníamos miedo. Se veía sin vida en nuestras manos. Los médicos nos pidieron que la lleváramos al hospital privado, pero ella no se estaba moviendo. Pensamos que la habíamos perdido”, afirmó Hitesh a ‘The Indian Express’.

Después de hacer repetidas llamadas a la policía, nosotros llevamos a la bebé al hospital. No sabíamos quién la había enterrado aquí, pero el bebé estaba vivo y respirando

El pasado sábado en horas de la mañana, Manubhai Bhabhor, un ciudadano que se encontraba caminando cerca al lugar, escuchó los llantos de la bebé, con otros habitantes del sector empezaron a buscar de donde provenían y encontraron a la recién nacida cubierta de tierra y en un grave estado de salud.

“Después de hacer repetidas llamadas a la policía, nosotros llevamos a la bebé al hospital. No sabíamos quién la había enterrado aquí, pero el bebé estaba vivo y respirando”, explicó Manubhai.

(Le puede interesar: Modelo sufrió graves heridas en la cara tras ser atacada por su perro).

Fue traslada al mismo lugar en el que había nacido, el doctor se percató de que era la misma bebé que él había intervenido, así que inmediatamente llamó a los padres.

Fue atendida y vigilada durante más de 30 horas en cuidados intensivos, pero a causa de todo lo que había padecido y por ser prematura, falleció el pasado domingo.

Tendencias