Cultura

'Pablo', la serie de un niño que ve el mundo diferente

'Pablo', la serie de un niño que ve el mundo diferente

Estamos llegando al corazón de los niños y las familias, les estamos moviendo ese corazón”, dice emocionada la psicóloga Andrea Villegas, refiriéndose al adelanto del primer episodio de la segunda temporada de la serie animada y de acción real Pablo, de Nat Geo Kids .

Ella está feliz, ya que es la madre de Federico García Villegas, el niño caleño de 12 años que presta la voz en español de esta producción que cuenta las aventuras de un pequeño de 5 años con trastorno del espectro autista (TEA), quien expresa todo a través del arte, que cobra vida en el capítulo.

De hecho, Federico García Villegas tiene síndrome de Asperger (que está dentro de ese espectro del autismo).

“Seguimos profundizando en ese universo tan maravilloso e inmenso, en situaciones muy divertidas que van a llevar al televidente a escenarios donde, a veces, los niños que están en este contexto se ven enfrentados y necesitan resolver las cosas a su manera. Seguiremos entendiendo cómo trabajan ellos esas diferentes situaciones a las que se ven expuestos en algún momento de su vida”, explica la madre del protagonista.

“Habrá más aventuras, muchas más aventuras y un mundo nuevo”, agregó el propio Federico en una entrevista con .

El episodio se podrá ver desde el jueves 2 de abril en Disney Junior (10 a. m.), Disney Channel (2 p. m.), Disney XD (5 p. m.), National Geographic (5:20 p. m.) y en el canal Nat Geo Kids (6 p. m.). En este último muy pronto se estrenará toda la temporada.

El preestreno se realiza en el Día Mundial de la Concientización sobre el Autismo, según declaratoria de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Aunque Andrea Villegas reconoce que no ha visto muchos episodios, adelanta que “la serie está hecha con cuidado y dedicación, y sobre todo, precisión. A pesar de que Pablo es una serie realizada en el Reino Unido, lo que ves es exactamente lo mismo que vives con tu hijo, sin importar quién seas. Para mí es como si hubieran visto a Fede y creería que para cada mamá es como si hubieran observado a sus hijos en las mismas condiciones, en la mismas acciones. Es súper bonito porque es muy preciso y se acerca perfectamente a todo lo que sucede en la realidad”, insiste.

Uno de los aspectos más interesantes de la propuesta es que usa la lúdica, el color, la ternura y la animación como elementos esenciales de la narración.

“Una mamá debe sentarse con su hijo a ver Pablo porque los niños con TEA son de alguna forma más vulnerables al juicio social, tienden a tener baja autoestima y muchas veces esto se debe a que ellos creen que tienen algo malo o que están mal y esto puede depender de que uno como padre no ha interiorizado realmente lo que es el concepto de normalidad”.

Y agrega que “por otro lado, entre los niños y los jóvenes influye mucho la presión social, las identificaciones que ellos hacen con las modas, pues esto logra que el niño que no encaja en los estereotipos comience a pensar que tiene algo incorrecto, que es raro e incluso las personas se lo dicen”, reafirma.

Para ella, todo se enfoca a empoderar a los pequeños y hacerles ver que hay diferentes formas de percibir el mundo y procesar la información.

“Los ayuda a no avergonzarse ni sentirse mal por ser diferentes, sino, por el contrario, a ser un ícono como lo es Pablo (...), que los hace sentir orgullosos y poderosos. Por ejemplo, Federico, cuando hace algo que es propio de sus características, lo reconoce: ‘Ma, ese es mi ‘austin-power’ ’, y él se siente bien y feliz. En ningún momento se avergüenza ni se siente menos que nadie simplemente porque tiene una condición”.

El programa también promueve valores como la inclusión, la tolerancia y la amistad, entre otros, a través de una historia que puede ser disfrutada por todos los miembros de una familia.

“Es bueno que los papás también entiendan y vean que los niños (con algún trastorno) no son menos elegibles para ser amigos de sus hijos, sino que, por el contrario, los pueden enriquecer porque tienen muchas cosas diferentes que aportarles, tienen un punto de vista distinto, tal como lo expresa Fede (en las cápsulas del programa), donde dice que les pueden enseñar una gran cantidad de cosas maravillosas, como el amor incondicional y la amistad”, revela. Mientras, su hijo finaliza diciendo: “Pablo me ha dado mucha experiencia, me cambió la vida”.

ANDRÉS HOYOS VARGAS
Cultura  
@CulturaET