Cultura

'Oye tú', de Octavio Daza en voz de Jaime Dangond

'Oye tú', de Octavio Daza en voz de Jaime Dangond

Río Badillo o Nido de amor forman parte del repertorio clásico del vallenato. Ambas llevan la firma de Octavio Daza Daza (1948-1980). También Oye tú, que en la mente de los seguidores del vallenato lleva la voz de Jorge Oñate. Pero desde este 3 de julio tendrá una nueva versión en voz y acordeón de su sobrino Jaime Dangond Daza.

“Mi tío Octavio Daza cumplió 40 años de fallecido en enero de este año –indicó el rey vallenato 2016, también hermano de otra figura del acordeón, Lucas Dangond–. La intención mía es hacerle un homenaje. Siempre digo que la herencia musical de nosotros viene de mi tío Octavio. La figura para mostrar siempre es la suya. Por eso quiero grabar todas sus canciones, pero lo haré periódicamente. Haré un concierto virtual, el 8 de agosto, llamado ‘Fiesta vallenata’, ahí presentaré otras canciones suyas en vivo”.

(También puede leer: Alejandro Palacio se reencuentra con su personaje de Rafael Orozco)

Octavio Daza, fallecido a los 32 años, el 12 de enero de 1980, había sido rey de la canción inédita en el Festival de la Leyenda Vallenata, en 1978, con la canción Río Badillo, primero cantada por los Hermanos Zuleta y después por Claudia de Colombia.

En el mismo año, también ganó otro trofeo en Arjona, Bolívar, con Nido de amor, tema dedicado a su esposa cuando era una colegiala de 19 años. Esa canción tuvo una inolvidable versión de Jorge Oñate.

En fotos de mi casa está mi tío Octavio. Hay tantas cosas suyas que tiene mi mamá que por eso armó el museo

“Todas sus composiciones fueron conocidas –dice Dangond–, y es un orgullo porque hay compositores que sacan mil canciones, pero pocas se recuerdan. Pero al buscar su obra se encuentran grabaciones que tienen más de 40 años. No se habían retomado con fuerza. Entonces, se estaba en mora de montar sus obras con sonidos más actuales, pero con el mismo sentimiento con que él las compuso. Lo hago por ser su sobrino y porque quiero mostrar mi faceta como cantante, conocido como acordeonero, es una lucha que tengo que dar”.

Jaime Dangond es de los pocos reyes vallenatos que también cantan (y es famoso verseador, un talento necesario en la piquera vallenata). Nació dos años después de la muerte de su tío, así que no tiene recuerdos directos del compositor que pese a no haber nacido en Patillal, sí era una figura importante en esa población.

(Le puede interesar: Panorama de la grave crisis de los restaurantes en América Latina).

Allí, la hermana del compositor, Palmina Daza, madre de Dangond, se ha esmerado en darle forma a la Casa Museo Octavio Daza.

“Ella siempre nos encaminó hacia la música –dice Dangond–. Siempre dijo: ‘Quiero que mis hijos canten por mi hermano lo que él dejó de cantar’. Por eso tenemos su imagen. En fotos de mi casa está mi tío Octavio. Hay tantas cosas suyas que tiene mi mamá que por eso armó el museo”.

LILIANA MARTÍNEZ POLO
@Lilangmartin