Cultura

Los factores claves que inciden en la intensidad de los orgasmos

Los factores claves que inciden en la intensidad de los orgasmos

Aunque los expertos aseguran que el orgasmo no debe ser el único objetivo de una relación sexual, este es uno de los momentos más importantes para muchos. Por esta razón, mucho de lo que hacen las personas durante el sexo tiene como único fin alcanzarlo y desencadenarlo en la pareja.

A excepción de quienes sufren anorgasmia (dificultad para alcanzar el orgasmo luego de una amplia estimulación sexual y que puede ser tratada por expertos), tanto hombres como mujeres llegan a tener un orgasmo, eso sí, unos con más facilidad que otros.

Pero, ¿hay factores que influyen en alcanzarlo?

Lo primero que hay que dejar claro es qué es un orgasmo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “es un pico sensorial, variable y transitorio, de intenso placer, que crea un estado alterado de conciencia, que inicia con contracciones involuntarias y rítmicas en la pelvis”, y su duración es de menos de 30 segundos.

Además, Sílvia Pastells, doctora en Psicología de la Salud, sexóloga y terapeuta de parejas, señaló que “en las relaciones sexuales influyen muchas variables” y que son una actividad en la que “los estímulos pueden causar diferentes reacciones en cada persona, por lo tanto, es muy difícil llegar a una conclusión o fórmula completamente certera sobre cómo lograr un orgasmo exitoso”.

Mujeres vs. hombres

Si bien, como ya se dijo, hombres y mujeres alcanzan el orgasmo, hay varias diferencias para cada género.

La experta Pastells comentó que algunas de ellas son “la duración (las mujeres con vulva tendríamos orgasmos un poco más largos), el tipo de estimulación que necesitan uno y otra, cómo nos excitamos o el hecho de que las mujeres podamos tener más de un orgasmo seguido”.

Claudia Marcela Otálora, coordinadora de ginecología y obstetricia del Hospital Infantil Universitario de San José, comentó que, en el caso femenino, entre un 85% y 90% de las mujeres experimentan un orgasmo clitoridiano (por la estimulación del clítoris), por lo tanto, solo un 10% o 15% experimentan un orgasmo vaginal.

El hombre, por su parte, tiene tres tipos de orgasmo. El orgasmo tradicional (ocurre cuando hay suficiente estimulación del pene), el de la próstata (que se relaciona con el punto P, que está a cinco centímetros del ano) y el orgasmo seco (sin expulsión de semen), reportó la médica.

Para Pastells, el hecho de que sea más probable que una mujer experimente un orgasmo clitoridiano influye directamente en las técnicas utilizadas para generarlo, ya que es clave la estimulación del clítoris para generar un orgasmo que tenga más intensidad.

“La mejor manera de que las mujeres tengamos orgasmos es, en primer lugar, la masturbación. Específicamente, la estimulación del clítoris facilita que se desencadene el orgasmo. La penetración vaginal (que puede ser muy placentera y excitante para muchas mujeres) no es necesariamente la conducta sexual más relacionada con el orgasmo femenino”, dijo.

La penetración vaginal no es necesariamente la conducta sexual más relacionada con el orgasmo femenino

Además, si se practica la estimulación vaginal, penetrando con el pene o con juguetes, se puede estimular la zona G, situada entre unos 3 y 5 centímetros de la entrada vaginal. La estimulación de esta zona de la pared vaginal conecta con la próstata femenina, que está situada a lo largo de la uretra, y puede influir positivamente en el logro de un orgasmo más intenso.

“Es como si quisieras dirigir tus dedos dentro de la vagina hacia el ombligo. Utilizando lubricantes vaginales, puedes tocar la zona relajadamente, variando ritmos, con toquecitos suaves, relajando la musculatura pélvica y sintiendo el placer que nos provoca”, aseguró la experta.

La lubricación también es un aspecto importante a la hora de generar un orgasmo. Según la sexóloga Otálora, la lubricación influye en la experiencia de ambas partes durante el coito.

Una relación sexual en la que va a haber una penetración sin lubricación es absolutamente dolorosa, tanto para el hombre como para la mujer

Más allá de la penetración

De acuerdo con Pastells, el cuerpo está repleto de terminaciones nerviosas responsables del placer y su correcta estimulación va a producir, probablemente, una respuesta placentera de mayor nivel.

Así las cosas, mencionó algunas zonas erógenas que pueden ser más suceptibles a la estimulación, como el pecho, los genitales o la zona anal.

“También se puede dedicar un tiempo a los labios y la boca, pechos, cuello, orejas, brazos, e, inclusive, a la parte interior de los muslos”, refirió.

“La estimulación de estas zonas, acompañada de palabras dulces o picantes nos conduce a la excitación. Al ser estimuladas, algunas de estas zonas envían señales a su sistema circulatorio, aumentando el flujo sanguíneo y haciéndolo más sensible”, explicó.

Además, dijo que “expresar el deseo hacia el cuerpo del otro nos gusta y nos excita a la mayoría de seres humanos”.

También hay conductas sexualmente placenteras, como los juegos y la estimulación del cuerpo entero y las zonas erógenas.

Ser asertivos

Finalmente, los expertos concluyen que la sexualidad es un tema amplio, que varía dependiendo de las características psicológicas, fisiológicas y sociales de cada individuo. Por eso, recomiendan explorarlo sin tabús, para conocer las prácticas que pueden intensificar el orgasmo en cada caso.

“Dedíquese a tener una actitud positiva, cuidadosa y constructiva ante su cuerpo y su sexualidad. Diviértase a solas y en compañía. Un buen ambiente facilita las risas, la comunicación con la pareja, el jugar y el explorar nuevas sensaciones. Así el sexo es una alegría. Y así el sexo es fuente de salud”, dijo Pastells.

De acuerdo con la experta, muchos de los problemas sexuales vienen de tomarse el sexo demasiado en serio, asociándolo con ansiedad, vergüenza o presiones.

“Estar demasiado pendiente de llegar al orgasmo, de dar un orgasmo a la pareja, de tener ciertos resultados, y otras preocupaciones nos aleja del placer de jugar sexualmente y por tanto de aprender disfrutando”, concluyó.

Tendencias