Cultura

'Lázaro': un documento visual sobre el amor y las imperfecciones

'Lázaro': un documento visual sobre el amor y las imperfecciones

La decisión de hacer pública una parte tan dolorosa de su vida privada no fue fácil. Pero para José Alejandro González era normal registrar todo con su cámara. Y fue lo que hizo apenas volvió de Europa, donde estaba radicado, cuando a su padre le diagnosticaron alzhéimer, en el 2010.Su intención no era hacer una película, eso lo notó más adelante, en un punto avanzado del audiovisual, cuando entendió que debía compartirlo, que la gente conociera a Lázaro González.

“Hacer esta película me ayudó a regresar a casa”, recuerda el realizador. “Mi familia estuvo dispersa durante muchos años, y cuando empezó la enfermedad de mi papá, mi hermano volvió; mi mamá, también, y yo regresé al país. Fue una forma terapéutica a través del arte”.

Lázaro no es un documento fácil de ver; sigue al hombre minado por la enfermedad, alternando imágenes del aventurero que recorrió gran cantidad de maravillas naturales como senderista y de una familia que permaneció fragmentada por años. El agua en forma de río o duchas es el hilo conductor del relato fílmico.

“ ‘Tanta joda con el río’, me decía mi papá (buena parte del filme muestra a padre e hijo caminar en busca del afluente). El río representa la naturaleza y las caminatas. Y al documental le dio una estructura, una narrativa muy poética. Es un elemento muy presente”, cuenta el director bogotano, de 41 años.

Mucha gente dirá que esto es pornomiseria. Yo tengo un concepto sobre ese tema porque el mismo término me parece arrogante y clasista. No entiendo por qué todo tiene que ser impecable

González se comunica a través de la cámara. Es el responsable de proyectos fotográficos y en video como The Insider Project y la serie documental Todos somos buenos, ambos para la web.

Está finalizando su próximo documental, titulado Álvaro y que sigue a un pereirano que después de 45 años en Nueva York regresa a Colombia para reencontrarse con su familia, y trabaja en el que será su primer largo de ficción, Nadie tenía la razón, al que le ha dedicado tiempo durante la última década.

Lázaro es su debut en el cine. “Mucha gente dirá que esto es pornomiseria. Yo tengo un concepto sobre ese tema porque el mismo término me parece arrogante y clasista. No entiendo por qué todo tiene que ser impecable, a la gente le da pena mostrar sus vidas. Y esta película muestra nuestra imperfecciones”, dice.

El filme se encuentra disponible en la plataforma Mowies, y a partir del 30 de septiembre en Boonet (las dos con acceso desde cualquier parte del mundo). En octubre formará parte de la programación de la Sala Virtual de la Cinemateca de Bogotá (solamente visible para Colombia).

Más noticias de Cine en Cultura y Entretenimiento

Sofía Gómez G.
Cultura @s0f1c1ta