Cultura

José Luis Perales: 'La gente espera que vuelva y yo espero volver'

José Luis Perales: 'La gente espera que vuelva y yo espero volver'

Desde 1977, José Luis Perales, cantante y compositor español, está casado con Manuela Vargas, en una relación tranquila que ha trascendido la fama del artista.

Por eso entiende que a ella no le haya gustado para nada que fuera él quien interpretara Y cómo es él, una canción que, según cuenta Perales, la escribió para Julio Iglesias, que se acababa de separar de Isabel Preysler y, por haber pasado por una experiencia así, tenía más credibilidad.

“Pero en la disquera me dijeron que era estupenda y que la cantara yo. Sin embargo, mi esposa siempre tuvo sus reparos”, cuenta en una charla telefónica con desde España.

Pese al disgusto de Manuela Vargas, se trata de una de las composiciones de Perales más conocidas, de la que han hecho versiones Raphael y Marc Anthony, entre otros.
Esta canción de desamor, dice Perales, le ha dado para vivir, pero también lo lleva a preguntarse por qué este tipo de composiciones son las que más triunfan.

“Si yo estoy enamorado, ¿por qué escribo de desamor?, sería otra pregunta. Lo cierto es que la gente no siempre está feliz en su matrimonio. Hay quienes sufren mucho, y esas historias están en los papeles, en los periódicos”.

El artista, además, está nominado al Grammy Latino por su álbum Mirándote a los ojos, del 2019, que incluye tres discos con canciones como Y cómo es él, Celos de mi guitarra, Un velero llamado libertad y Te quiero, incluidas en sus trabajos, así como las que compuso para otros artistas, “a la medida de ellos”, como dice, entre las que se cuentan Frente al espejo (Raphael), Por qué te vas (Jeanette), Buenos días, tristeza (Isabel Pantoja), Qué no daría yo (Rocío Jurado), Le llamaban loca (Mocedades) y Creo en ti (Miguel Bosé).

El disco fue producido por su hijo Pablo, que estudió en Estados Unidos “y es un gran músico, por eso me alegro de la nominación, porque él parió este álbum, fue un esfuerzo tremendo”.

A principios de este año, Perales había iniciado su gira 'Balada para una despedida', con la que diría adiós a los escenarios, pero la pandemia lo frenó en México, a donde había llegado para hacer seis conciertos en marzo pasado.

“Tuve que montarme en el penúltimo avión para regresar a España. Quedaron pendientes unos diez conciertos en Estados Unidos y América Latina, mientras en España son unos 40, todos vendidos. La gente está esperando que todo esto pase para verme y yo para verlos a todos”.

Mientras tanto, aprovecha el tiempo para escribir canciones y estar con su familia. “Pero esto no ha sido fácil, pasar del escenario, los viajes, el ajetreo, los músicos, 12 personas conmigo viajando siempre, es duro. Eso sí, pienso que para muchas personas ha sido más difícil, uno puede subsistir con lo que ha ganado, con las opciones que he tenido, no así muchos que han llevado una vida digna y ahora la pasan fatal, entre ellos los músicos”.

En este tiempo, cuenta, ha hablado con su hermana todos los días, “pero llevo siete meses sin verla. A mis nietos los veo cuando vienen a casa, a distancia. Es muy difícil lo que está pasando, es un problema de todos”, agrega.

Con más de 500 canciones registradas en la Sociedad General de Autores de España (SGAE), 27 discos grabados y más de 30 millones de copias vendidas en el mundo, José Luis Perales es uno de los artistas más prolíficos de habla hispana y varias de sus composiciones hacen parte del cancionero de América Latina.

A principios de este año, Perales había iniciado su gira 'Balada para una despedida', con la que diría adiós a los escenarios, pero la pandemia lo frenó en México

Acostumbrado a viajar, a moverse, le parece rara esta Madrid más calmada del último tiempo. “Se trata de una ciudad abierta para todo el que llega, muy cariñosa, el que viene se siente un poco madrileño, es un lugar mágico y agradecido” que hoy se ve distinto debido a la crisis de la pandemia y al rebrote en España.

Anda extrañando los teatros en los que canta, “unos espacios con mucha magia y que prefiero a los escenarios grandes, que no son tan íntimos. No hay como esos lugares pequeños, donde uno siente que le canta a la gente al oído y sabe más rápido si les gusta y si les llega. Pero, debo decir que en un escenario tipo estadio es donde se mide y se perfila el artista, y ahí también hay que estar”.

Nacido en Castejón en 1945, José Luis Perales lanzó su primer disco, Mis canciones, en 1973, sin mucha expectativa. Hoy, 47 años después, sigue activo en la música como cantante y compositor. Y esperando que la pandemia lo deje volver a estar con la gente en sus conciertos. “Tengo muchas ganas de que se vaya este maldito virus”, termina.

CULTURA