Cultura

Hablamos con el bombero de origen colombiano de la serie Chicago Fire

Hablamos con el bombero de origen colombiano de la serie Chicago Fire

Alberto Rosende no era de los que jugaban con carritos de bomberos para apagar incendios. Este actor de ascendencia colombiana (su mamá, Martha Cristina Ferrucho, es de Villavicencio) nació en Miami y creció en un ambiente rodeado de la disciplina militar, ya que su padre es general en la Armada de Estados Unidos. Todo apuntaba a que siguiera los logros de su papá, pero dio un giro a la actuación y ahora se pasa montado en un auto del cuerpo de bomberos y peleando con las llamas y el fuego.

Le puede interesar:

Rosende actúa en la serie Chicago Fire, una franquicia del rey Midas de este tipo de producciones, Dick Wolf, que se mueve entre el drama policíaco y un heroísmo a toda prueba.

Creí que iba a ser soldado, pero a los 15 años me di cuenta de que realmente ese no era el camino, así que tomé cosas como el sacrificio o la disciplina de esa vida y lo llevé a otro terreno


“Gallo tiene una energía incansable, es de esos que destilan pasión y no me gustaría que eso se frenara en las nuevas temporadas. Pero, siendo sincero, mi personaje va a tener que aprender a que esa característica puede jugar en su contra, ya que es el tipo de bombero que cree que corriendo más, o encarando el fuego sin pensar, podrá salvar a todo el mundo”, reflexiona el actor de 27 años.

“No es buen bombero el que corre siempre, sino el que sabe cuándo debe hacerlo y cuando detenerse”, reafirma el intérprete que llegó a la producción en el 2019.
Rosende no ahonda en situaciones que van más allá de la acción que ofrece cada episodio, como las relaciones conflictivas, la tensión sexual o una especie de conexión emocional que podría tener en esta etapa su personaje.

Serie Chicago Fire

Alberto Rosedne tiene 27 años y también es productor de cine.

“Creí que iba a ser soldado, pero a los 15 años me di cuenta de que realmente ese no era el camino, así que tomé cosas como el sacrificio o la disciplina de esa vida y lo llevé a otro terreno”, recuerda el actor en una charla con . “Chicago Fire no es solo una serie de rescates o fuego intenso”, recalca Rosende acerca de esta producción que estrena el lunes su novena temporada por el canal Universal TV, a las 9;50 p. m. Él interpreta al bombero Blake Gallo, quien podía definirse como uno de los personajes más ‘inflamables’ (aunque suene un poco irónico) en esta narrativa.

También puede leer:

No es buen bombero el que corre siempre, sino el que sabe cuándo debe hacerlo y cuando detenerse

“Eso es parte del viaje que tendrán los espectadores. Blake Gallo siempre ha buscado una familia y siente que la tiene con su equipo de trabajo, pero teme perderla, ahora debe asumir esos miedos y crecer”, adelanta. Pero tendrá que sumar otro ingrediente a su ecuación: la batalla contra el coronavirus.

Rosende llegó a Chicago Fire por una audición. Siempre tuvo interés en la serie. “Era algo grande, iba estar en un programa de Dick Wolf, el mismo de La ley y el orden y otros productos como Chicago P. D. o Chicago Med”.

“Así que cuando me dijeron que ya era parte de la producción fue como un sueño: ‘estoy trabajando con el que yo considero el productor más exitoso de la televisión estadounidense’ y eso conectaba con que yo quería hacer papeles acerca de gente real”, asegura.

Serie Chicago Fire

En la nueva temporada de la serie, además del fuego afrontan el coronavirus.


El comentario puede estar relacionado con que el intérprete se dio a conocer en todo el mundo gracias a la serie de fantasía Shadowhunters, de Netflix, en la que interpretó a un vampiro metido en una batalla que involucraba a humanos, ángeles y demonios.

“Esa experiencia fue grandiosa, pero tenía que experimentar algo más fuerte sin tantos superpoderes o universos extraños, más en una onda de ver a una persona como todos. Meterme en su piel y ver cómo también es capaz de hacer algo increíble, comentó.

“Lo mejor es que puedes ser testigo de su regreso a casa y verlo lidiar con los problemas que podría tener cualquiera de nosotros, ya que llega de salvar una vida y tiene que solucionar algo en casa, pero sin ser un vampiro o un hada para lograrlo”, finaliza.

Andrés Hoyos Vargas
@AndresHoy1