Cultura

El café que corre por las venas

El café que corre por las venas

Estimulante, acompañante, delicioso, así es el café nuestro de cada día, esa bebida que es una delicia en las mañanas y a cualquier hora del día.

Desde el siglo XV se habla de él y procede de Etiopía, según cuenta la historia, con una narración: que Kaldi, un pastor de Abisinia, vio que sus cabras comían el fruto de una planta y estaban más alertas, así que él decidió probar y descubrió que renovaba sus energías.

Colombia, sin duda, tiene uno de los mejores cafés del mundo, si no el mejor. Cosechado en distintos pisos térmicos, esta tierra nacional lo produce de muchas calidades.

Lo anterior también ha permitido tener muchos y muy buenos catadores. Lelly Espitia es una de ellas y es la invitada este 6 de julio al blog cafeliterario de ELTIEMPO.COM.

“El café es una bebida atractiva por sus aromas, agradable y placentera por sus sabores, apetecible y deseada por su efecto, estimulante y reconfortante que nos invita a tomarlo varias veces al día. Y todos en el mundo necesitamos beberlo queremos esa sensación de placer, de inspiración. Es el mejor de los estimulantes tanto para los intelectuales como para los trabajadores manuales”, dice en el blog.

Cuenta, además, cómo lo tomaban en su familia y cómo le gusta a ella “con un poco de leche” y también inspirada por unas compañeras de colegio, paisas, con los las que lo disfrutaba durante el estudio y la realización de trabajos.

La vida la llevó a volverse experta catadora luego de terminar su carrera de ingeniería de alimentos y hoy el amor por el café, su significado, sus aromas y la historia que encierra ya va por la segunda generación, pues sus dos hijos también son “catadores, baristas, expertos en calidad” de distintos tipos del grano.

Así que, con un café recién hecho, este 6 de julio se puede disfrutar del café literario de este 6 de julio en http://blogs.eltiempo.com/cafeliterario