Cultura

Carlos Vives dio un concierto con toda el alma y alegró muchas casas

Carlos Vives dio un concierto con toda el alma y alegró muchas casas

“Que haya alegría en esas casas. Todo pasa”, dijo Carlos Vvies antes de terminar su concierto #NoTeVayas de tu casa!, que presentó este 29 de marzo por su canal de YouTube y que fue retransmitido por ELTIEMPO.COM.

La escenografía fue sencilla: un espacio de la casa del samario, un micrófono, su guitarra y sus hijos Pedro y Helena Vives Vásquez, de su matrimonio con la ex señorita Colombia Claudia Helena Vásquez, quien fu su “asistente, secretaria e ingeniera” durante la presentación.

A las 4 de la tarde empezó #NoTeVayas de tu casa! y con una canción del folclor vallenato tradicional: El cantor de Fonseca.

Una familia se unió a tantas familias y lo hizo a través de la música. Vives tomó café colombiano todo el tiempo y fue construyendo un camino musical a través de una hora y doce minutos, tiempo en el que le pidió a la gente que cantara y bailara mientras él le ponía los sonidos, incluyendo el tradicional “Apa” costeño y especialmente guajiro.

Antes de sumergirse en La gota fría, la canción vallenata que rescató y que es quizá el tema de este género más conocido en el mundo gracias a su versión, Vives habló un poco de lo que hizo con su propuesta.

“Nuestro objetivo fue rescatar el vallenato bajero, la cultura chimila, que está en la genética de la música vallenata, así como su aporte.

“Pero, sobre todo, estábamos muy orgullosos de grabar la música nuestra cuando todos mirábamos hacia afuera, y eso fue un gran reto”, siguió, mientras saluda a seguidores de Suecia, que estaban conectados y le mandaban sus mensajes.

Al fondo, Helena y Pedro, siempre pendientes de apoyar a su papá en las canciones y lo miraron con atención cuando su padre habló de la primera vez que se atrevió en la composición con La tierra del olvido, recibiendo los aplausos de su familia.

Luego, Vives cantó Quiero verte sonreír y pidió que a través de ella hubiera un planeta más unido. “Colombia, Italia, España, quiero verte sonreír”, comentó.

A partir de este momento, hizo un grupo de canciones que no habían sido incluidas en el listado de la presentación, entre ellas un homenaje a Rafael Escalona con El testamento y El mejoral.

“Yo siempre he sido un callejero y aunque estos días han sido duros, me he dedicado a ayudar en la casa, lavar platos, barrer, planchar, aunque la planchada no me sale bien”, dijo.

“Y también, debemos pensar en todos aquellos que, a diferencia de nosotros no tienen privilegios, y a los que hay que ayudar. Por eso, es hora de mostrar el corazón profundo de todos para sacar adelante el país”.

Volverte a ver fue otra de sus canciones, así como Déjame entrar, que le dedicó a la dueña de la casa, su esposa Claudia Helena.

“Quiero pedirles que abran sus ventanas y dediquen canciones a sus vecinos. Que se levanten cada día de estos y pongan un disco”.

De paso, pidió por la unidad latinoamericana y por los venezolanos que ahora viven en Colombia. “Debemos entender que somos uno solo, que somos hermanos”.

Helena, su hija, leyó un documento sobre el proyecto Colombia cuida a Colombia, que habla de la necesidad de ayudar a los más de 13 millones de compatriotas que viven en pobreza.

Vives se despidió con No te vayas, su canción más reciente, y dejó unos segundos para mostrar la cotidianidad de su casa, con sus hijos, en una relación de amor que quiere que haya en todas las casas a las que llegó con su música y su mensaje.