Cultura

'Arena' es un corto acerca de la pérdida y la vida familiar

'Arena' es un corto acerca de la pérdida y la vida familiar

Hacer cine es mejor que ir al psicólogo”, reflexiona la actriz, bailarina y ahora directora Rossana Montoya, tras haber terminado el rodaje de su primer cortometraje como directora e intérprete: Arena.

Para ella, la necesidad de contar una historia de ficción con algunos matices de autobiografía fue esencial en esta aventura que cuenta la historia de Ilana, una niña de 7 años que tiene que lidiar con la muerte de su padre, el duelo y las consecuencias emocionales y familiares que esa situación conlleva.

A su edad debe comprender lo que significa la pérdida y emprende un viaje junto con su hermana mayor para regar las cenizas de su papá, experimentando una serie de cambios y reencuentros con sus parientes.

“Ambas representan un contraste alrededor de la situación: la primera es una niña un tanto perturbada y la mayor que tiene que encargarse de muchas cosas”, recalca Rossana Montoya, quien, además, hace el papel de la hermana que asume esa responsabilidad y que tuvo una relación más compleja con su padre en la ficción.

La historia de Arena está ligada de alguna manera a lo que ella vivió tras la muerte de su papá, Luis Fernando Montoya, uno de los actores más importantes del teatro, cine y TV en el país, el 26 de junio de 2018.

Ella también fue la encargada de regar sus cenizas. Precisamente, eso la inspiró para sentarse a escribir un guion. “Fueron muchas cosas: tomar algo íntimo, dirigir por primera vez y hacer ese tipo de cine al que ahora le apostamos (…). Me gustó la experiencia de contar una historia concreta con un interés especial por el universo femenino”, reflexiona.

Pero no es la primera vez que desarrolla un proyecto en un contexto tan cerrado y emocional. “Hace dos años hicimos la película La promesa, con su propia compañía productora, El Navegante Cine, que gira en torno a mi hijo y a mí”, dice.

Estamos ante un cine de muchas constelaciones familiares”, revela Rossana Montoya, que ahora espera comenzar a editar y, en cuanto se pueda, mostrar el corto a festivales internacionales.

Cultura