Cultura

Actor de 'Game of Thrones' ahora busca ovnis en el cielo

Actor de 'Game of Thrones' ahora busca ovnis en el cielo

Aidan Gillen es un actor de un gran peso en la pantalla, aunque en la vida real sea una persona un poco introvertida, seria y hasta tímida en algunos momentos. Sin embargo, luego de convertirse en el mejor ejemplo de la intriga y la manipulación como Petyr ‘Littlefinger’ Baelish en Game of Thrones, el intérprete de 51 años asume el reto de ser un científico serio, un tanto distante pero muy entregado a una labor inusual: investigar extraños casos de avistamientos de ovnis en la serie 'Proyecto Libro Azul'.

La producción, a cargo de History Channel y que se estrena el 9 de agosto (9 p. m.), está enfocada en la vida de J. Allen Hynek, un científico que llega a formar parte de un equipo secreto dedicado estudiar el fenómeno de los objetos voladores no identificados cuya labor es recopilar información de algunos casos.

“La trama gira en torno a reportes reales (…) pero hay giros interesantes que le dan un tono novedoso. Realmente se inspiran en gente que dice haber visto ovnis en el cielo, pero con una base científica”, explicó el actor en un panel en el que participó en Los Ángeles (EE. UU.) el año pasado, cuando se hizo el lanzamiento oficial de la serie.

No se trata de una serie estrictamente de ciencia ficción; explora los miedos y los avistamientos, además de analizar esa famosa teoría según la cual no estamos solos en el mundo.

Pero antes de acercarse al terreno del thriller político, en realidad se trata un retrato de la década de los 50 con sus temores ante la Guerra Fría con los rusos, junto al optimismo y el misterio que evidenciados durante esa época, así como los conflictos personales de un científico real (1910-1986) atrapado en una misión cargada de secretos.

Hay un poco de escepticismo de mi personaje, pero poco a poco se introduce en un entramado en el cual hay cosas inexplicables científicamente, junto con tensiones políticas e ideológicas que afectan su trabajo y hasta su vida familiar”, comentó Gillen.
“Este es el primer paso de un tema que de manera simultánea causa mucha controversia, histeria e interés ”, recalcó el protagonista, haciendo referencia al arco argumental de Proyecto Libro Azul, que alcanzó un promedio de tres millones de televidentes en Estados Unidos en su primer ciclo y logró luz verde para una segunda temporada.

“Eso marca el inicio de un viaje de descubrimientos y sorpresas”, reflexionó al resumir la esencia del primer ciclo.

Cuando era más joven, Aidan Gillen solo tuvo referencias del fenómeno ovni gracias al cine y al trabajo de directores como Steven Spielberg con su filme 'Encuentros cercanos del tercer tipo' (1977).

“Ese fue un tema que me obsesionaba en la niñez (…) Miraba mucho al cielo y a veces veía cosas que no podía explicar (...) quería encontrar algo; pero en realidad fue esa película la que me marcó, al punto de que se convirtió en referencia cuando me ofrecieron protagonizar la serie”, recordó.

'Proyecto Libro Azul' estudió más de 12 mil casos registrados de la fuente original, que fue una iniciativa gubernamental para tratar de explicar y estudiar una creciente expectativa ante la idea de una invasión extraterrestre.

Un aspecto que se inoculó en una comunidad estadounidense que parecía ver amenazada su tranquilidad en una década en la que el concepto del sueño americano brillaba con mayor intensidad.

Otro aspecto interesante dentro de la ficción televisiva es la relación de un Allen Hynek abriendo su mente a muchas cosas que no tienen una explicación científica frente a secretos de su gobierno, con el capitán de la Fuerza Aérea Michael Quinn (interpretado por Michael Malarkey),quien piensa que el tema de los avistamientos de ovnis podría estar relacionado con algo más terrenal.

“He interpretado algunos papeles, casi siempre de antagonista, pero en este caso es alguien que tiene otros matices (...) Eso me llamó mucho la atención de la serie, sumado a que soy una persona religiosa, y esta experiencia me hizo reflexionar mucho”, explicó Malarkey en el mismo panel. “Realmente, es un drama de dos puntos de vista frente a algo que no podía explicarse del todo”, finaliza Gillen.

ANDRÉS HOYOS VARGAS
@AndresHoy1
(*) Por invitación de History Channel